La Liga, cuesta arriba para el Real Madrid

El empate en Getafe deja a los blancos a la cola del tren de cabeza y con el Sevilla pisándole los talones

Le quedan 9 finales, siete de Liga, pero la Champions le va exigir al máximo si no recupera jugadores

Zidane durante el partido ante el Getafe
Zidane durante el partido ante el Getafe | AFP

El Real Madrid puede darse por satisfecho de sacar un punto de Getafe. Zidane sólo pudo disponer de dos titulares, Courtois y Modric, más allá de que Vinicius se haya ganado el puesto, aunque en condiciones normales sería suplente de Hazard. A partir de ahí tuvo que sacar un once de circunstancias en el que algunos quedaron retratados, en especial los que vienen jugando con regularidad como Asensio y el propio Vinicius. El balear sigue sumando decepciones y al brasileño le falta físico para ser más regular y contundente.

El traspié ante el Getafe le deja a la cola del tren de cabeza y con el Sevilla pisándole los talones. El empate en el Coliseum hace más daño por la imagen que por perder dos puntos, pero no daña del todo la fortaleza anímica del grupo. Los blancos ya no dependen de lo que hagan sino de que el At. Madrid y el Barcelona pinchen. Rojiblancos y azulgranas saben que el Madrid nunca renuncia a nada, que va a pelear por el título hasta el último minuto. Sería un error darlo por muerto, sobre todo si empieza a recuperar jugadores.

9 FINALES PARA UN CALENDARIO MUY EXIGENTE

Los blancos enlazan 11 jornadas sin perder en la Liga. Eso les ha valido para remontar en la clasificación. Llegaba a Getafe con cuatro victorias consecutivas que lo situaban a un punto del At. Madrid, pero dejarse dos puntos hace que la Liga se le ponga cuesta arriba. El problema con el que se va a encontrar es que tendrá que quemar naves en la Champions ante el Chelsea y, a la vez, atender a los siete partidos que le quedan en la competición doméstica. Está obligado a ganar sus dos próximos choques, el del miércoles en Cádiz y el sábado ante el Betis en el Di Stéfano para no perder comba y esperar que Atlético y Barça se dejen algo en el camino.

Después empezará lo duro recibiendo al Chelsea en las semifinales de la Champions, ventilar como pueda el envite ante Osasuna en Valdebebas y centrarse en la vuelta ante el equipo inglés. Cuatro días después recibe al Sevilla en un partido clave, puede deshacerse de un rival directo o depender más que nunca de sus rivales. Las últimas tres jornadas no serán fáciles: visitan Granada y Bilbao para acabar el torneo ante el Villarreal en Madrid. Un calendario exigente con un equipo tocado que o recupera efectivos o está condenado si depende de los suplentes que jugaron en Getafe.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil