Sport.es Menú

Las lesiones musculares, cuestión de estado

La pandemia de problemas musculares provocó una alarma que ahora son silenciadas

Señalan a Bale como culpable de que ya no haya partes médicos, pero favorece a todos

Bale y James estaban lesionados en el Real Madrid
Bale y James estaban lesionados en el Real Madrid | AFP

El último parte médico emitido por el Real Madrid data del pasado 15 de octubre y revelaba la lesión que sufría Modric tras regresar del parón de selecciones. Un mes después cuatro jugadores han caído y nadie sabe si están lesionados, siguen un plan físico específico, están de vacaciones, apartados de entrenarse con el primer equipo… Una realidad que favorece a apaciguar aquellas críticas que surgieron por la pandemia de lesiones musculares que cuestionaban si la preparación física, a cargo del francés Dupont, era el problema a tanto percance.

Alejandro Alcázar

Una situación que desquicia a Zidane. El técnico madridista ha quedado encargado de intentar dar explicaciones ante los medios de comunicación por el silencio administrativo médico y del club. El francés intenta explicarse en cada caso, pero solo hasta donde le dejan leer, lo que provoca que las preguntas se multipliquen desde distintos ángulos en busca de una luz que no corresponde encender al entrenador sino a los médicos o, en su defecto, a una explicación institucional o individual de cada futbolista que acaba en la enfermería.

CON BALE SE ACABARON LOS PARTES

Hasta mediados de octubre hubo unas 12 lesiones musculares que diezmaron los recursos de Zidane, además de otros percances atribuidos a contusiones. Las alarmas saltaron cuando Gareth Bale desapareció de los entrenamientos al regresar del pasado parón de selecciones. El delantero acabó el partido Gales-Croacia con calambres, pero no se le dio demasiada importancia. Sin embargo, su prolongada ausencia provocó el interés de los medios por saber qué problema tenía, pero nunca se ha sabido más allá de filtraciones que señalan otra posible lesión en el sóleo de su pierna izquierda.

Y no es una cuestión menor, porque Bale habría sufrido 20 lesiones en ese músculo, 15 en la pierna izquierda y 5 en la derecha. Para frenar los rumores, el club filtró que el galés se había negado a que se hiciera pública su lesión, si es que estaba lesionado, y que se acogía a la confidencialidad médico-paciente para oponerse. Se sepa o no, nadie duda de que el galés es un jugador de cristal, con un umbral de dolor tan bajo que en cuanto nota el más mínimo dolor recoge velas para esconderse en la enfermería y ponerse en manos de su fisioterapeuta. Eso no lo va a cambiar se publiquen o no los partes médicos que precisen sus dolencias.

JAMES RODRÍGUEZ, LUCAS VÁZQUEZ Y JOVIC, MÁS LESIONADOS

La excusa de Bale viene de perlas a sus compañeros, al preparador físico e incluso a los médicos. El veto a publicar partes médicos sólo incomoda a Zidane, el único que sale con regularidad ante los medios y no extraña que el francés acabe incómodo, sulfurado, frustrado, enfadado o lo que sea cuando le ametrallan a preguntas para que aclare cada caso. Detrás del galés han desaparecido de los entrenamientos otros tres jugadores pero se desconoce el motivo concreto.

James Rodríguez viajó a Colombia con permiso del club para asistir al nacimiento de su segundo hijo. Desde que regresó no se ha vuelto a entrenar con el primer equipo. Eso sí, como Bale, ambos se han sumado este lunes a los entrenamientos de sus selecciones sin ningún tipo de problemas. Un detalle de felicidad para ellos pero que alimenta las dudas de su compromiso con el Real Madrid. Además, Lucas Vázquez también ha estado desaparecido nada menos que 18 días, pero se desconoce el motivo. El último en caer ha sido Jovic, al que también achacan problemas musculares, como a Bale, James y Lucas, pero tampoco se sabe lo que tiene.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil