Sport.es
Sport.es Menú

Las claves de una supercrisis

El Real Madrid ha firmado la peor primera vuelta del siglo

Zinedine Zidane no da con la tecla para reactivar a sus estrellas

Zinedine Zidane no encuentra soluciones a la degradación del Real Madrid
Zinedine Zidane no encuentra soluciones a la degradación del Real Madrid | AFP

El Real Madrid está firmando sus peores números desde que empezó el siglo XXI. El vestuario ya ha tirado la Liga y el único objetivo es mantener esa cuarta plaza que da acceso a la Champions League. El Villarreal le pisa los talones -está solo a un punto- después de su victoria del sábado en el Santiago Bernabéu.

Alejandro Alcázar

Estas son las claves de la crisis en la que se encuentra inmerso el equipo que dirige Zinedine Zidane:

1.- Un equipo sin hambre

El Real Madrid viene de ganar cinco títulos en 2017 y de ser el primer equipo que encadena dos Champions League desde que la competición se juega con el actual formato.

Los éxitos han acomodado a la plantilla y el técnico, Zinedine Zidane, no encuentra alicientes para motivar a sus futbolistas.

El francés se puso en manos de los futbolistas para levantar el equipo tras tomar el testigo de Rafa Benítez, pero aquel discurso de "todo es positivo" ya no funciona y sus charlas no convencen a nadie en el vestuario.

2.- Monotonía táctica y estratégica

La fórmula que le llevó al éxito se ha agotado y Zinedine Zidane es incapaz de dar reciclarse y dar respuesta a los nuevos planteamientos que le oponen los rivales.

Su estilo de juego lleva un año estancado y los contrincantes se aprovechan de ello. Como se dice popularmente, los rivales le han pillado el número y el francés no tiene argumentos para innovar.

El equipo hace aguas por las bandas y en ataque, la fórmula de carrileros y balones al área está fracasando ante la falta de rematadores.

3.- Desgaste físico y psicológico

Zidane se puso en manos de un bloque titular y morirá con él. La base del equipo es la misma desde que llegó, pero con dos años más de esfuerzos acumulados en sus piernas.

La condensación del calendario, con siete torneos más los correspondientes compromisos de pretemporada y de selecciones pesan sobre una plantilla que ha perdido la frescura mental que tenía.

Todo esto se ha traducido en una pérdida de ideas, velocidad, continuidad y solidaridad. El Real Madrid está muy lejos de ser aquel equipo que hacía volar el balón sobre el terreno de juego.

4.- cambios en la segunda unidad para no jugar

Zidane ha conformado una plantilla a su gusto que no utiliza. Prescindió de Pepe, James, Morata, Mariano, Danilo y Coentrao para traer a Vallejo, Ceballos, Mayoral, Llorente, Achraf y Theo Hernández.

Los nuevos no solo no asoman por el once titular, sino que viven casi en la postergación. Además, el equipo se ha quedado cojo en la posición de '9', lo que se ha traducido en una sequía goleadora alarmante a la que BBC ha empezado a flojear.

El técnico francés ha cambiado la política de rotaciones que tanto éxito le dio el pasado curso y ahora tiene un banquillo deprimido y desilusionado con el que no puede contar.

5.- un equipo sin variantes

La escasa capacidad de Zidane para reciclarse también se hace notar en los partidos cuando estos se complican.

Además de confiar siempre en los mismos, el técnico francés no tiene alternativas preparadas para contrarretar los problemas que le plantean los rivales.

No cuenta con un plan B, como sería prescindir de Casemiro para dar un matiz más ofensivo al equipo o adelantar la posición del brasileño para que pise él área con más frecuencia.

El juego del Real Madrid es plano en ataque y carece de consistencia y presión en defensa.

6.- cristiano, marcelo, benzema y kroos, cracks en horas bajas

Zidane es prisonero de las 'vacas sagradas' del vestuario. El rendimiento de algunos cracks ha bajado de manera alarmante, pero el técnico no tiene galones suficientes para tomar decisiones.

Marcelo es fijo pese a atravesar su peor momento desde que llegó al Real Madrid. Benzema se mantiene contra viento y marea a pesar de que es un cero a la izquierda. Kroos ha perdido la precisión que tenía.

Pero el caso más flagrante es el de Cristiano Ronaldo, negado ante el gol en lo que llevamos de Liga, pero al que Zidane no se atreve a sacar del campo.

7.- un equipo sin gol

El Real Madrid ha bajado su media en un gol respecto a la pasada Liga. El último torneo promedió 2,78 goles por partido y ahora lleva 1,77.

Con Benzema desaparecido y Bale lesionado un partido sí y otro también, la responsabilidad ha recaído en un Cristiano Ronaldo que firma los peores números de sus nueve temporadas en el Real Madrid.

El delantero portugués solo lleva cuatro goles en la Liga, donde necesita disparar cuatro veces más que en la Champions League para marcar.

8.- el bernabéu es un chollo

El feudo madridista ha dejado de ser un fortín. En la Liga ha dejado escapar trece de los 30 puntos disputados con derrotas ante Betis (0-1), Barça (0-3) y Villarreal (0-1) y empates contra Valencia (2-2) y Levante (1-1).

En la Copa cuenta sus partidos por empates, Fuenlabrada (2-2) y Numancia (2-2), y en la Champions también el Tottenham arrancó unas tablas (1-1).

Total, que el conjunto blanco solo ha ganado la mitad de los 16 partidos que ha disputado ante su público.

El Barça es uno de los equipos que ha hecho callar el Bernabéu | VALENTÍ ENRICH
cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil