Jovic hizo de Benzema pese al mal trato de Ancelotti

El Madrid se sintió huérfano sin el francés, pero el serbio emergió para dar la asistencia del 0-1 y marcar el 0-2

El Italiano le niega los elogios: “La felicidad de una victoria no es tan grande por los que no han jugado y merecían jugar”

Cuando un suplente habitual es clave para ganar un partido, los entrenadores suelen revolverse incómodos porque les plantea un problema en los siguientes partidos. Ancelotti no ha dado ni bola a Jovic en toda la temporada, ni una vez lo ha puesto de titular en 21 partidos en una demostración de que no confía en él, lo que hace que los suplentes tampoco confíen en el italiano. Jovic fue clave en el triunfo de su equipo en Anoeta, pero Carletto se muestra distante y le niega el elogio pese a darle sólo el 3,8% de los minutos posibles antes del encuentro de Anoeta.

“Es un buen delantero y Mariano es un buen delantero”, comparativa que sobraba después de que el serbio diese la asistencia del 0-1 a Vinicius y marcara el 0-2 jugándose el bigote. “Quiero felicitarle”, sigue diciendo como parte del discurso obligado y tras un par más de lisonjas, agregó una perla que no venía a cuento utilizando al delantero como excusa a su falta de delicadeza con él: “La felicidad de una victoria no es tan grande por los que no han jugado y merecían jugar. Otros están fuera y merecen jugar. Ese es el problema de mi trabajo”.

HUÉRFANOS SIN BENZEMA…

Benzema se lesionó a los 14 minutos de empezar el partido. Su equipo se sintió huérfano sin él en ataque, porque era un escenario nuevo, pero duró hasta el descanso. Karim sólo se había perdido un partido por descanso de los 21 de su equipo. El italiano prefirió poner a Mariano antes que a Jovic en aquel encuentro ante el Elche que acabó salvando Vinicius con dos goles (1-2). Tras el descanso ante la Real, Jovic emergió de la cueva para asociarse con Vinicius y Rodrygo. Dio una asistencia a cada uno, Rodrygo falló la suya y Vinicius acertó con el 0-1.

Jovic cerró el marcador con un gol de ‘9’ en su mejor actuación desde que llegó al Real Madrid. La primera vez que le da el triunfo a su equipo después de 156 partidos (27 se perdió cedido en el Eintracht). Su presencia esta temporada está siendo testimonial, como si Ancelotti le estuviese poniendo la alfombra roja para que se vaya. Había jugado 70 minutos en 20 partidos y ante la Real jugó 74 porque no quedaba otro remedio con Benzema lesionado. Si se mantenía activo era porque juega más con su selección (266’ en 7 partidos, 3 de titular), que con el Real Madrid (70’ en 8 partidos de 21 y todos de suplente).

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil