Hazard y Benzema, un ataque señalado

El belga no ha chutado ni una vez ni ha dado una asistencia en los últimos tres partidos

Si el francés no está preciso, como ocurrió en El Sadar, el Real Madrid pierde un porcentaje altísimo de gol

Hazard abrió el marcador en San Siro desde el punto de penalti | MEDIAPRO

El belga Eden Hazard y el francés Karim Benzema presumen de ser las dos principales estrellas del Real Madrid, pero para desesperación de la afición madridista, ambos pincharon elocuentemente en Pamplona el pasado domingo. Su falta de profundidad explica el hecho de que el equipo madridista se quedara sin marcar por cuarta ocasión desde que empezó la temporada.

Tras año y medio sin haber sido capaz de demostrar nada, el belga ya empieza a cansar al madridismo. El 'niño bonito' de Zinedine Zidane ha acabado hundiendo el ataque blanco. Su irregularidad condena al equipo madridista frente a los rivales pequeños.

Sus estadísticas en los últimos tres partidos son elocuentes y decepcionantes. Hazard no ha chutado ni una vez a puerta, por consiguiente no ha marcado, y no ha dado ni una asistencia. El resultado ha sido que el Real Madrid ha sumado dos empates y sólo una victoria.

NULA APORTACIÓN

Sus defensores saldrán justificando que es el extremo belga es muy bueno, pero si no suma y no aporta nada, su presencia sobre el césped no sirve para nada.

Por su parte, al Real Madrid no le basta con Benzema como único punta ante defensas muy cerradas como la que planteó Osasuna. Si el francés no está preciso, el equipo de Zidane pierde un porcentaje altísimo de gol.

Hazard dejó algunos detalles en El Sadar, pero sigue sin marcar diferencias. En partidos como ante Osasuna su aportación debe ser mucho mayor. El belga sigue sin confianza, con miedo a arriesgar y volver a lesionarse. El problema es que Zidane antepone la clase del belga a su estado de forma.

 Marco Asensio es el tercero entre los señalados por el mal partido ante Osasuna. En la primera parte su presencia fue testimonial. En la segunda estuvo más enchufado, pero cuando mejor estaba, Zidane le quitó para mantener a Hazard sobre el césped.

Se da la paradoja de que el tridente formado por Marco Asensio, Benzema y Hazard había funcionado en los anteriores dos partidos en los que los tres delanteros habían coincidido. El Real Madrid había marcado 7 goles y había encajado 3: 4-1 ante el Huesca y 3-2 contra el Inter de Milán. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil