Hazard aparece y el Real Madrid recupera la pegada

El belga desenredó el partido contra el Huesca con un zurdazo espectacular en el minuto 40 y luego le siguieron Benzema (2) y Fede Valverde

El equipo madridista se reencontró con la victoria en el Alfredo Di Stéfano tras sus tropiezos contra el Cádiz y el Shakhtar

El belga Eden Hazard hizo acto de presencia y se convirtió en la solución de urgencia ante los problemas que el Real Madrid está exhibiendo en ataque desde que arrancó la presente temporada. A falta de juego, el equipo madridista volvió a recuperar su proverbial pegada para solucionar un partido incómodo en su fase inicial ante un Huesca limitado en efectividad pero voluntarioso y pulcro con el balón. Y, lógicamente, si el problema era la falta de gol, Zidane tuvo la certeza de que la mejor solución era apostar por devolver a Vinicius al banquillo y encomendarse a Hazard, que llevaba sin ver portería la nada despreciable cifra de 392 días, un auténtico disparate tratándose de un jugador que estaba llamado a ser la referencia en el ataque madridista. El Real Madrid se reencontró así con la victoria en el Alfredo Di Stéfano, donde había tropezado en sus dos compromisos anteriores (Cádiz y Shakhtar Donestk).

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

RMA

4-1

HUE

Real Madrid

Courtois, Lucas Vázquez (Mendy, 52'), Militao, Sergio Ramos, Marcelo, Fede Valverde (Isco, 60'), Casemiro (Kroos, 69'), Modric, Marco Asensio (Rodrygo, 60'), Benzema y Hazard (Vinicius, 60').

Huesca

Andrés, Maffeo, Siovas, Pulido, Luisinho Gastón Silva, 83'), Borja García (Eugeni, 57'), Mosquera, Nwakali (Sandro, 57'), Sergio Gómez (Ferreiro, 46'), Rafa Mir y Ontiveros (Javi Galán, 46').

Goles

1,0, Hazard (40'); 2-0, Benzema (45'); 3-0, Fede Valverde (54'); 3-1, Ferreiro (74'); 4-1, Benzema (90').

Árbitro

González Fuertes (comité asturiano). Amonestó a Siovas (79') y Sandro (87').

Incidencias

Partido correspondiente a la octava jornada de la Liga Santander disputado en el estadio Alfredo Di Stéfano a puerta cerrada.

Hazard, Benzema y Fede Valverde acabaron con el debate de la falta del gol, pese a que el equipo blanco volvió a mostrar los puntos débiles que le venían lastrando en los últimos compromisos. Durante la mayor parte del primer tiempo el meta Andrés fue un simple espectador. El bagaje en ataque del cuadro de Zidane volvió a estar muy por debajo de las expectativas y de su potencial teórico. Un remate alto del delantero belga a centro de Modric (15') y un cabezazo de Sergio Ramos que Andrés logró rechazar fueron las únicas ocasiones que crearon los locales hasta que Hazard salió al rescate de su equipo en el 40' y mostró por fin las cualidades que le convirtieron en una estrella en el Chelsea.

sin precisión

Los blancos volvieron a deambular por el césped del Alfredo Di Stéfano como ya habían hecho en los primeros 45 minutos de sus dos anteriores compromisos en casa. Abusaron una vez más de los balones colgados al área para intentar superar a un Huesca que volvió a acumular efectivos en las inmediaciones del área. Sin precisión y con poca inspiración, el Real Madrid estuvo en algunos momentos a merced de alguna contra del Huesca, que lo intentó en varias ocasiones aunque sin la precisión necesaria.

Pero de golpe y porrazo apareció por fin la calidad de Hazard para solucionar el problema. El belga recibió un balón en la medular y tras internarse unos metros sorprendió al meta visitante con un zurdado desde unos 25 metros que se coló junto al palo. El golpe dejó al Huesca muy tocado, que cinco minutos después recibió un nuevo varapalo. Benzema controló en el área un balón colgado por Lucas Vázquez después de que Maffeo no lograse despejarlo, y marcó el 2-0 con un disparo raso y cruzado.

sentencia

El gol de Hazard despertó el instinto goleador del Real Madrid, que permanecía aletargado hasta ahora. Lo volvió a comprobar Andrés poco después de que arrancase el segundo tiempo. Benzema centró un balón al segundo palo y allí lo controló Valverde para sentenciar el marcador con un disparo raso, potente y cruzado.

Desarbolado anímicamente el Huesca, el partido se le puso a Zidane de cara para ponerse a pensar en la decisiva cita ante el Inter de Milán, en la que el equipo blanco se jugará buena parte de sus opciones de superar la fase de grupos de la Champions League. El técnico reservó Hazard, Asensio y Valverde, y dio entrada a Vinicius, Rodrygo e Isco. El primero tuvo una gran oportunidad para redimirse nada más entrar con un contragolpe en el que sirvió un buen balón precisamente a Benzema, que abrió la caja de los truenos con su polémica conversación con Mendy, aunque éste remató alto.

De ahí al final el Real Madrid dispuso de varias ocasiones para aumentar la diferencia, aunque Rodrygo, emulando a su compatriota Vinicius, no estuvo acertado frente a Andrés. Sí lo estuvo, en cambio, Ferreiro, que redujo diferencias en el 74' aprovechando un centro preciso de Rafa Mir. Y Benzema cerró la goleada en el último suspiro aprovechando una asistencia de Rodrygo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil