Haaland pide al City que fiche a Bellingham

Haaland pide al City que fiche a Bellingham

El jugador del Borussia Dortmund Jude Bellingham marcaba el gol del empate ante los de Sampaoli | Telefónica

Según la prensa inglesa, el noruego quiere volver a tener de compañero al centrocampista británico al que quiere el Real Madrid

De ficharlo, los blancos tendrían un problema en el futuro para fichar al delantero noruego que podría continuar en el equipo de Guardiola

Jude Bellingham es uno de los jugadores más cotizados del mercado. A sus 19 años, el centrocampista del Borussia Dortmund está en la agenda de los grandes de Europa con el Real Madrid entre ellos. Ahora se suma el Manchester City después de que Erling Haaland haya pedido a su club que intente el fichaje de la joya británica para reforzar la plantilla la próxima temporada.

El goleador noruego conoce a Bellingham de su etapa en el equipo alemán, y su deseo es volver a tenerlo de compañero en los citizen. Un socio con el que conectó en el campo y que sabe de lo que es capaz. Sin embargo, el City tiene en su agenda el fichaje de Declan Rice, centrocampista de 23 años del West Ham. Sería un cambio de objetivo conscientes de que fichar a Bellingham será más caro y complicado.

Haaland coincidió con Bellingham en el Borussia Dortmund

| Efe

SE COMPLICA EL FICHAJE PARA EL MADRID

Si el City acaba fichándolo, el Real Madrid tendría un problema en el futuro para hacerse con el delantero noruego en 2024. En su hoja de ruta figura su fichaje haciendo uso de esa cláusula de escape valorada en 180 millones de euros. Sin embargo, con Bellingham Haaland podría descartar salir de Manchester dentro de dos años y cumplir el contrato que tiene firmado hasta 2027.

La puja por el prometedor centrocampista inglés sube como la espuma en los últimos meses. Su precio de salida es de 100 millones de euros, pero el equipo alemán lo tasa en 150.

Sin embargo, un estudio del CIES considera que su precio es de 202 M€, cantidad que podría marcar el destino del jugador en caso de que los equipos que le quieren tiren la casa por la ventana. A esto hay que sumar el deseo del jugador que será quien elija donde quiere jugar y todos esperan que sea con ellos.