Bale no era feliz en el Real Madrid

“Cuando estoy feliz, normalmente juego bien”, dijo el galés tras su hat trick con el Tottenham ante el Sheffield

En un partido marcó los mismos goles que en toda la temporada pasada con el Real Madrid en un año triste

Gareth Bale celebra un gol con el Tottenham
Gareth Bale celebra un gol con el Tottenham | AFP

Gareth Bale, 31 años, volverá en verano al Real Madrid para cumplir el año que le queda de contrato. En el entorno blanco no ilusiona su regreso, pese a que con el Tottenham ofrece ciertos brotes verdes. Sus dos últimos años en el equipo blanco fueron malos y los vivió entre lesión y lesión, polémicas y golf. Eso llevó al Madrid a acordar su salida asumiendo la mitad de su salario, 15 millones brutos, con tal de perderlo de vista porque su presencia no ayudaba.   

En el Tottenham está dando más luz que con los blancos. Le ha costado recuperar su nivel, pero está rindiendo más que en el Real Madrid. Su hat trick al Sheffield confirma que todavía tiene pólvora a sus 31 años. Eso sí, después se fue a jugar al golf, una pasión que antepone al fútbol que es de lo que vive y en el que no centra todo su potencial para corresponder al alto caché que percibe.

DESAGRADECIDO CON MOURINHO

“Cuando estoy feliz, normalmente juego bien”, dijo tras marcar los tres goles en un solo partido, los mismos que marcó en toda la temporada pasada con la camiseta del Real Madrid, con la que no fue feliz. Un año nefasto que permitió que entendiera que no tenía sitio en el equipo y que lo mejor era que se fuera. El Madrid solo encontró un equipo donde le querían, el Tottenham. Volvió como el hijo pródigo de la mano de un Mourinho que apostó por él, pero su rentré no ha sido nada fácil.

Llama la atención que haya atacado al portugués después de ser destituido pese a ser quien le sacó del Madrid para volver a Londres. “Nosotros queremos atacar. Somos un gran equipo, con grandes jugadores y necesitamos atacar. Necesitamos jugar algo más arriba en el campo. Hoy lo hemos hecho”, dijo en un reproche al estilo de juego que utiliza Mourinho, dejando claro que es un tipo desagradecido como cuando enarboló la pancarta ‘Gales, golf, Madrid”.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil