Florentino Pérez no ficha españoles para el Madrid

El último jugador nacional que llegó el Real Madrid fue Brahim Díaz en enero del 2019, hace tres temporadas

En ese tiempo ha fichado a diez extranjeros por 381 M€, lo que hace difícil a Luis Enrique convocar madridistas

Odriozola y Ceballos, junto a Brahim, los últimos españoles fichados por el Madrid
Odriozola y Ceballos, junto a Brahim, los últimos españoles fichados por el Madrid | AFP

Han pasado 1.126 días del último fichaje de un jugador español por el Real Madrid. Tres años sin refuerzos nacionales que hacen difícil que el seleccionador nacional Luis Enrique pueda convocar a jugadores madridistas. En el once titular de Ancelotti solo aparece un español, Carvajal, y cuando no está lesionado suele ir con la Roja. Los pesos pesados son extranjeros de los que el presidente Florentino Pérez viene nutriendo al equipo en las tres últimas temporadas.

El último fichaje nacional del Real Madrid fue el 6 de enero de 2019, cuando trajo del City a Brahim Díaz, un joven con mucho talento que está cedido en el Milán y que no se sabe si volverá. Esa misma temporada llegó el penúltimo español a la plantilla madridista, Álvaro Odriozola y casualmente también está cedido a otro equipo, la Fiorentina. Así las cosas hay que remontarse a un año antes para encontrar a Ceballos, que ha vuelto de dos años de cesión en el Arsenal y al que una lesión le ha permitido tener una última oportunidad de triunfar en el Real Madrid, porque estaba previsto traspasarlo.

381 MILLONES EN 9 EXTRANJEROS

Florentino Pérez no cree en el producto nacional últimamente. Suma tres años sin gastarse un euro en fichar a un español para la primera plantilla madridista. En ese tiempo sí ha buscado fuera de nuestras fronteras y se ha gastado 381 millones en nueve jugadores. En la temporada 2019-20 llegaron Militao, Jovic, Hazard, Kubo, Reinier, Mendy y Rodrygo, que se incorporó al primer equipo tras cumplir los 18 años procedente del Santos. Militao y Mendy se han hecho con la titularidad como relevos de Varane y Marcelo, mientras que Rodrygo se abre paso a duras penas. Los demás no han encontrado todavía su sitio y no se sabe si lo encontrarán.

En la temporada 2020-21 fue la de la crisis por el Coronavirus. Florentino Pérez impuso una economía de guerra para hacer frente al momento y no hizo fichajes. Mantuvo la misma estructura de la anterior temporada y el resultado fue no ganar ningún título. Este año se ha reforzado poco pero bien porque Alaba, que llegó gratis, ha frenado el trauma que podía haber dejado la salida de Ramos. Y Camavinga avanza convenientemente. El próximo verano no tiene pinta que vaya a fichar a algún jugador español con Mbappé y Haaland en perspectiva. En definitiva, una torre de Babel en la que cada día se habla menos español. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil