Estreno entre campeones

Estreno entre campeones

El Real Madrid ultima la preparación para su estreno liguero contra el Almería | EFE

El Real Madrid empieza su defensa del título en el campo de campeón de Segunda División, el Almería

Ancelotti viaja sin Dani Carvajal ni Rodrygo, mientras que Rubi solo puede contar con tres de sus ocho fichajes: Fouli, Kaiky y Babic

Los campeones de Primera División, Real Madrid, y de Segunda, Almería, estrenan la LaLiga 22-23 en el Power Horse de la capital andaluza. Para los blancos será su segundo partido oficial de la temporada y lo hará también contra el campeón de la categoría inferior como ante el Eintracht, campeón de la Europa League, para llevarse la Supercopa de Europa (2-0). Los blancos parten como favoritos ante un rival que reestrena la categoría y que está pendiente de contar con todos sus fichajes, que no han sido pocos, hasta ocho, de los que solo ha conseguido inscribir a tres Fouli, Kaiky y Babic y está pendiente de hacerlo con Pozo, Pacheco, Mendes, Baptistao y Milovanovic.

Ancelotti pierde a Rodrygo y a Carvajal, que se quedaron en Madrid por unas inoportunas molestias físicas del delantero y el defensa por precaución, quieren evitar lesiones como le ocurrió el año pasado. El italiano tiene que decidir el once que sacará, un sudoku en el que encajar piezas para que los menos titulares mantengan la moral alta no vaya a alborotarse el gallinero a las primeras de cambio. El italiano anunció que “refrescará” el equipo, y tiene tantas opciones para hacerlo que es difícil saber por dónde va a tirar.

Rubi no las tiene todas consigo. Reconoce que están en “fase de construcción”, algo que le aleja del vigente campeón. “El equipo va a competir bastante bien”, asegura el técnico, lo que no sabe es si le dará para ganar a los blancos: “Hemos soñado tanto en jugar partidos como este que para nosotros no es ir al dentista”. Para el técnico almeriense es un respiro contar con sus delanteros Sadiq y Ramazani, pese a tener pretendientes que pueden llevárselos en los próximos días. “Si vamos de víctimas, malo”, apunta Rubi, y reconoce que para sorprender a los blancos deben hacer “un partido perfecto” pero que si pierden que sea porque “Kroos ha marcado desde 40 metros y no por errores propios”.

Temas