“Escándalo” en Italia por la expulsión de Freuler

Denuncian la actuación del alemán Stieler, que califican de “indecente” y de “vergüenza" por la expulsión del defensa

Capello, ex técnico blanco: "El árbitro arruinó el partido: no era roja. No era último hombre y Mendy iba hacia el exterior”

Freuler derriba a Mendy
Freuler derriba a Mendy | AFP

La actuación del colegiado alemán Tobias Stieler ha provocado el estupor en Italia, al que culpan de la derrota de la Atalanta por expulsar injustamente a Freuler a los 18 minutos de partido y perdonar la segunda amarilla a Casemiro por simular un penalti. Dos acciones polémicas, aunque la primera decisión resultó clave para facilitar el triunfo del Real Madrid. Los blancos tuvieron un partido mucho más plácido de lo que esperaban y que ganaron de chiripa por un acierto de Mendy en un disparo a media distancia a cinco minutos del final.

En Italia han puesto el grito en el cielo por la decisión del colegiado que calificaron de “broma” de un árbitro "indecente" y de "vergüenza". La ‘Gazzetta dello Sport’, abre con un "Cornuti e mazziati", cornudos y apaleados, al considerar que “el árbitro condicionó el partido transformando una amarilla en roja en el 18'", una acción que califica de “regalo para el Real Madrid”. ‘Tuttosport’ habla de “escándalo” y “robo a la Dea” (Atalanta).

CAPELLO Y LO QUE SE CALLA LA PRENSA ITALIANA

Incluso Capello, ex entrenador madridista, se quejó con amargura de las decisiones del colegiado germano. "El árbitro arruinó el partido: no era roja", decía en 'Sky Sport'. Y lo explicó: “No era último hombre y Mendy iba hacia el exterior”. Pero fue más allá: “Zidane también se mostró incrédulo. ¿Viste cómo se reía? El Atalanta tuvo mala suerte, pero hay partido en Madrid. Se puede pasar. Basta con marcar un gol y no encajar”. Palabras que no han sentado muy bien en el seno madridista viniendo de un ex entrenador de su equipo.

Los italianos tienen razones para quejarse y los madridistas para defenderse. Creen que la roja a Freuler fue consecuencia de no sacársela al portero Gollini minutos antes, que propinó un plantillazo gratuito a Vinicius fuera del área que el alemán se tragó al no pitar ni falta pero que era de roja y del que Capello ni la prensa italiana hace referencia. Y si piden la segunda amarilla para Casemiro, extraña que no analicen la primera, en un piscinazo de Zapata al que ni tocó como se ve en las imágenes del partido… La única conclusión es que Stieler no tiene nivel para dirigir un partido de los octavos de la Champions League.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil