Sport.es Menú

El último fiasco de Marcelo

Solari lo puso de interior en el partido de Copa ante el Leganés

Solo aguantó 20 minutos en esa posición, para acabar de lateral

Marcelo, uno de los problemas del Real Madrid
Marcelo, uno de los problemas del Real Madrid | Efe

El último experimento de Santiago Solari con Marcelo resultó un nuevo fracaso. El técnico ensayó con el brasileño como interior, para intentar reducir sus carencias físicas, en la Copa del Rey pero a los veinte minutos de partido tuvo que volver a su demarcación original, el lateral izquierdo. Jugó Marcelo, perdió el Madrid.

El futbolista no está bien físicamente, pero es un jugador importante en el vestuario. Por eso Solari buscó la fórmula para darle entrada en el equipo y en la Copa del Rey ensayó como interior. El experimento frente al Leganés duró muy poquito, pues a los veinte minutos volvía a su demarcación habitual y era el joven Reguilón el que adelantaba la posición.

¿Casualidad? Puede, pero la única realidad es que cuando Marcelo entra en el equipo titular, el Real Madrid pierde. El último ejemplo es el compromiso de Copa ante el Leganés.

Marcelo ha perdido chispa, capacidad de sorpresa cuando se planta en ataque. Físicamente está mal y eso se nota en todas sus decisiones en el terreno de juego. Errático en el pase, fallón en los controles, lento en las decisiones... se ha convertido en un jugador previsible, sin sorpresa.

Lo más preocupante, sin embargo, es su actitud sobre la cancha y su nula capacidad de sufrimiento. No sigue a su par, recupera la posición andando... Solari quiere recuperarlo por el peso que tiene en el banquillo, pero en estos momentos es más productivo Reguilón.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil