El 'más difícil todavía' de Hazard: jugar de falso '9'

El 'más difícil todavía' de Hazard: jugar de falso '9'

Hazard: Pronto estaré al 100% | Perform

Su rol será de primer suplente, por detrás de Vinicius, que le ha quitado el puesto en la izquierda, Benzema y Rodrygo

Ancelotti no sabe cómo encajarlo, pero valora ponerlo en punta y dosificar a Benzema en su última oportunidad

Hazard, Ancelotti, Florentino Pérez y el madridismo en general esperan ver esta temporada la mejor versión del belga animados, por dejar atrás esos problemas en el tobillo en el que llevaba una placa de titanio que le impedía ser el jugador que deslumbró en el Chelsea. El problema es que llega a la cita tres años tarde y el ataque blanco tiene dueños con Vinicius cerrándole el paso por la banda izquierda, su posición natural. Él se siente en deuda con el Real Madrid como reconoció en la celebración de la Champions en Cibeles: “Han sido tres años de lesiones, pero el próximo voy a darlo todo por vosotros… Siempre lo he dicho, voy a volver a ser el que era”.

Ancelotti busca soluciones para encajarlo en el equipo partiendo de la base de que su rol será de suplente, la primera alternativa para un ataque cerrado y la posibilidad de que actúe de falso 9 como relevo de Benzema, 34 años. Será el más difícil todavía para el belga, que se alejará de su posición natural. Será la última oportunidad de rehabilitarse. Está obligado a recuperar el nivel que no ha tenido desde que llegó al Madrid por esa lesión en el tobillo que ha mermado su rendimiento.

UN NUEVE DINÁMICO

También partiría como relevo de Rodrygo en la banda derecha en caso de que Ancelotti apueste por jugar con tres delanteros. Pese a que Hazard también es diestro, no rinde como el brasileño, que ha dejado constancia de su velocidad y habilidad para hacerse un hueco desplazando incluso a Asensio con el que compitió la temporada pasada para ganarle el pulso. Hazard ya ha jugado en ocasiones como falso 9 en el Chelsea. Una posición que le liberará algo defensivamente salvo en la presión, e imitaría los movimientos Benzema como un delantero dinámico que se mueve por todos los frentes.

Hazard está obligado a ser el de antes, el jugador que triunfó en la Premier y que llevó al Madrid a pagar 116 millones por él. Todas las miradas están ya centradas en él a la espera de analizar su arranque de pretemporada para saber si ha cumplido con el trabajo de mantenimiento durante las vacaciones, o regresa pasado de peso y mal físicamente como en temporadas anteriores. A sus 31 años tiene la última oportunidad de ganarse su continuidad en el Madrid. De no aprovecharla, sabe que lo pondrá en el mercado el verano que viene pese a tener contrato hasta 2024. 

Temas