Sport.es Menú

Cristiano Ronaldo está solo

El gran fracaso del Real Madrid es no tener delanteros que complementen al portugués

La falta de gol ha condenado a los blancos esta temporada, ante el fracaso de Benzema y Bale

 Benzema se encontró solo ante el portero y no consiguió marcar  | LALIGA

Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid, volvió a quejarse de que les faltó gol ante la Juventus el pasado miércoles. Esta ha sido la constante de la temporada del equipo blanco, que ha atravesado graves crisis goleadoras que han arrastrado al equipo a la depresión. Cristiano se ha quedado solo en el ataque blanco, el único delantero que ha cumplido con su papel goleador porque ni Bale ni Benzema le han secundado dejando huérfana la pegada de su equipo.

A esto se suma la falta de valentía de Zidane por no probar con Mayoral, al que tiene olvidado en el desván pese a responder con goles cuando le han puesto. El francés ha sido cobarde porque si hubiese dado entrada en los momentos de sequía y el canterano hubiese solucionado los problemas, hubiese tenido que sentar a su protegido además de a Bale. Pero ha prescindido de él y nadie sabe el por qué de su decisión cuando el problema era no tener un goleador que ayudase al equipo ante la nulidad del francés y el galés para ayudar a Cristiano.

BALE Y BENZEMA NO HAN CUMPLIDO

Al Madrid le han faltado goles esta temporada, sobre todo en la primera parte de la temporada en la que Cristiano actuó a medio gas, reservando fuerzas para la recta final en la que está demostrando su capacidad rematadora. Pero Benzema y Bale no han cumplido con sus cupos, especialmente el francés que más allá de no meter goles, ha destacado por su facilidad para fallar ocasiones fáciles.

Zidane tiene mucha culpa, por no decir toda. Primero, por planificar un equipo con solo cuatro delanteros. Segundo, por su empecinamiento en mantener a Benzema en lugar de dar oportunidades al único nueve real que tiene el equipo, pero Mayoral ni tiene el glamour que su compañeros ni su salario. Y, tercero, porque ha pasado del 4-3-3 al 4-4-2 para acabar algunos partidos con un 4-5-1 como ante la Juventus, con Cristiano como única referencia atacante

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil