Courtois, cara; Hazard, cruz

Son las dos caras de la moneda belga del Real Madrid, con dos jugadores que dan un rendimiento diferente

El equipo se sujeta por abajo, con paradas del meta, y se desinfla por arriba, por las lesiones del delantero

Courtois conquista su tercer Zamora | Perform

Los dos jugadores belgas del Real Madrid están mostrando las dos caras de la moneda. Courtois es la cara, sujeta con sus paradas al equipo, y Hazard es la cruz, la que desinfla el ataque del equipo por culpa de las constantes lesiones. El guardameta se ha convertido en el mejor jugador de los blancos en el inicio de esta temporada, después de consolidarse la pasada en la que dejó patente su categoría convirtiéndose en el Zamora de la Liga, factor determinante para proclamarse campeones. El delantero está rompiendo los sueños del madridismo, convirtiéndose en una pesadilla por sus repetidas lesiones. 

Courtois está apareciendo cuando más le necesita su equipo en este inicio de temporada. Los blancos ganan con victorias agónicas por la mínima gracias al muro belga. Intervenciones clave en momentos críticos que salvaron a su equipo en Anoeta (0-0), en el Villamarín (2-3) y ante el Valladolid (1-0) en el Di Stéfano. Le costó acoplarse a su nuevo equipo con una primera temporada discreta en su mano a mano con Keylor Navas, pero se consolidó cuando el tico se fue para convertirse en un jugador clave para su equipo. Muchos entienden ahora el afán de Florentino Pérez por fichar un portero de primera línea sin desmerecer la categoría del costarricense.  

UN PROBLEMA QUE SE ESCAPA AL CONTROL DEL CLUB 

El caso de Hazard empieza a ser una preocupación en el Real Madrid y una decepción para el madridismo. Sus repetidas lesiones rescatan el recuerdo que dejaron Bale, Kaká, Robben, Prosinecki… El Madrid pagó 160 millones que duelen a las arcas de un club que ahora atraviesan ajustes en sus balances. No ha empezado la temporada mejor que terminó la pasada. Llevaba tres jornadas adquiriendo el nivel físico necesario para competir, y cuando estaba a una ‘carrera’ de estrenar el curso, se ha vuelto a lesionar. Algunos enredan en cómo se ha vuelto a romper, tendrán un mes para sacar conclusiones, el tiempo que tardará en recuperarse. 

El problema de Hazard se escapa del control del club, que al menos sonríe con el rendimiento de Courtois. La manta blanca arropa por abajo, pero no por arriba. El delantero no ha demostrado nada en los 14 meses que lleva en el Real Madrid, que confirma el mal fario que persigue a los llamados para sustituir a Cristiano Ronaldo. Y es que Hazard sigue los frágiles pasos marcados por Bale. La mejor imagen que tiene el madridismo de él es vestido del Chelsea. En siete años se perdió 20 partidos por lesión con los ‘blue’, y en el Madrid ya suma 27 de 54 partidos posibles (24 de la temporada pasada y 3 en esta). Pero lo peor es la sensación que tiene el aficionado blanco de un jugador que no se ha cuidado lo necesario. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil