Con Cristiano volvió el Real Madrid de la pegada

Xavi Canals

La vida sigue igual. Sea con Manuel Pellegrini, con José Mourinho, con Carlo Ancelotti, con Rafa Benítez o ahora con Zinedine Zidane, el Real Madrid mantiene el patrón que le ha marcado el fichaje de Crisitano Ronaldo.

El delantero portugués se mueve como pez en el agua en ese fútbol vertiginoso, de espacios y de velocidad que ha instaurado desde su llegada al Santiago Bernabéu y esta tarde, en su retorno a los terrenos de juego, devolvió esa esencia al Real Madrid.

Da igual que Osasuna fuera mejor en muchas fases del partido. Da igual que incluso dominara. El Real Madrid asestó un primer golpe nada más empezar, en una contra dirigida por Bale y culminada por Cristiano Ronaldo, en la que no han faltado las dudas arbitrales, como es habitual. Y luego, apuntilló con un segundo tanto de Danilo, en la acción inmediatamente posterior a que el larguero evitara el empate rojillo.

La suerte blanca, otra cosa que no cambia. En pleno dominio de Osasuna, Unai García enganchó un impecable cabezazo que hizo temblar la portería de Kiko Casilla. Un minuto después, Danilo fusilaba el 2-0 tras un rechace forzado de Nauzet.

Y claro, no podía faltar tampoco el gol de córner. Del de casi siempre, Sergio Ramos, que se adelantó en el primer palo para establecer el 3-0 y dejar el partido sentenciado al descanso.

El entrenador de Osasuna, Enrique Martín, ha apostado por un plantemiento valiente. Es cierto que durante 40 minutos le ha permitido tutear al Real Madrid, pero al final le ha acabado pasando factura. A los galgos blancos no puedes dejarles tantos metros para correr. Y si encima no das leña y tu portero no tiene su mejor tarde...

Nauzet se ha mostrado dubitativo en los últimos compases de la primera parte y en la segunda se tragó el cabezazo de Pepe en el 4-0. Un lastre para sus compañeros, que han sufrido un auténtico suplicio en la segunda parte.

Osasuna ha perdido la fe y el Real Madrid se ha crecido, llegando en oleadas al área rojilla. Y así han ido cayendo los goles. Y los homenajes. Para Modric y Cristiano, cuando fueron sustituidos. Y para Benzema, cuando saltó al terreno de juego en sus primeros minutos en la Liga Santander.

Con el partido roto, Pepe y Modric ha sellado la manita, Oriol Riera y David García han maquillado la derrota para Osasuna, Roberto Torres ha fallado un penalti, Benzema se ha estrellado contra el larguero en dos ocasiones y Tano ha dejado en inferioridad al conjunto rojillo tras ver dos cartulinas en cinco minutos.

No faltó ni el espontaneo de turno. Un niño que ha saltado al césped para intentar saludar a Benzema. En resumen, una segunda parte muy movida que ha permitido al Real Madrid sumar su tercera victoria en tres jornada de la Liga Santander.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil