Cisma entre Florentino Pérez y Zidane

El divorcio puede materializarse en las próximas semanas, especialmente en función de lo que ocurra en la eliminatoria ante el PSG

El fichaje de Kepa ha tensado la relación entre ambos, aunque el francés lleva tiempo molesto con el presidente del Real Madrid

Zidane y Florentino Pérez han perdido su feeling
Zidane y Florentino Pérez han perdido su feeling | sport

Los malos resultados en la Liga han tensado tanto la relación entre Florentino Pérez y Zinedine Zidane, presidente y entrenador del Real Madrid, respectivamente, que el divorcio está próximo a producirse. El fichaje del meta Kepa Arrizabalaga ha añadido una dosis extra de tensión entre ambos y todo puede saltar por los aires en las próximas semanas, en función especialmente de lo que ocurra en la eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones que enfrentará al equipo blanco con el PSG.

Según informa 'El Confidencial', a la directiva madridista no le gustó nada escuchar la semana pasada a Zidane pronunciarse públicamente en contra de la llegada del portero del Athletic en el mercado de invierno. "No necesito un portero, ahora no he pedido ningún portero. Luego, en verano, ya veremos porque puede haber cambios, pero ahora no necesito un portero", proclamó el francés en la previa del último partido de Liga contra el Celta.

pacto

En el palco del Bernabéu sorprendieron esas declaraciones, puesto que el técnico y el presidente habían llegado a un pacto para incorporar a Kepa en enero, pese a que Zidane iba a seguir apostando por Keylor Navas como titular. El pulso que se ha originado por el fichaje del meta vasco ha puesto de manifiesto el distanciamiento entre el presidente y el entrenador. Zidane lleva tiempo molesto por el hecho de que Florentino Pérez no tenga en cuenta su opinión en el tema de las incorporaciones y también porque sabe que la directiva madridista sondeó a otros técnicos cuando el equipo atravesó un bache la pasada temporada.

En el Bernabéu entienden que la negativa de Zidane a Kepa es un claro desafío al presidente. A la espera de que el proceso culmine en un divorcio, el técnico francés se guarda un comodín en la manga. El PSG se mantiene al acecho desde que Zidane rechazó la oferta que le hizo el presidente del club parisino, Nasser Al-Khelaïfi. La situación ha cambiado ahora y el técnico madridista podría acabar aceptándola el próximo verano. De aquí a junio pueden pasar muchas cosas. Ni siquiera la tercera Champions League consecutiva garantiza la continuidad de Zidane en el banquillo del Santiago Bernabéu.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil