Otra final antes del Chelsea

Real Madrid y Betis necesitan los puntos, uno para luchar por la Liga y otro para llegar a Europa

Zidane recupera a Modric y a Hazard, aunque la vuelta del belga sea sólo un efecto placebo

Zidane confirma el regreso de Hazard más Modric y la baja de Kroos | EFE

Para Zidane y sus chicos debe ser difícil abstraerse de la actualidad que rodea a su club, de ese plan de Superliga en el que anda inmerso Florentino Pérez y que sitúa al Real Madrid en el centro de la diana con ataques externos de todo tipo. Fueron conscientes en Cádiz, con un recibimiento hostil e impropio de una afición que pierde simpatías por pagar con los jugadores las maniobras políticas de su presidente. Y todo en un momento deportivo tan difícil como el actual, en el que cada partido es una final para ganar algún título, y ya se sabe que si en el Real Madrid no se ganan títulos todo es un fracaso. 

Efecto placebo

Zidane tiene por delante siete finales empezando por la de este sábado ante el Betis, un equipo que ha recuperado la ilusión de la mano de Manuel Pellegrini, aquel entrenador en el que Florentino Pérez depositó su confianza en el arranque de su segunda etapa en la presidencia, pero al que echó por no ganar ningún título. Una situación que se puede repetir este año si los blancos no ganan partidos como el de esta noche. Tres puntos necesarios para seguir el codo a codo con tres rivales, lo que hace más complicado el objetivo. Es otra final antes de las dos finales que tiene contra el Chelsea en las semifinales de la Champions. Cualquiera de esos partidos puede ser el último para las aspiraciones de los blancos. 

El técnico francés recupera a Hazard, una noticia positiva pero que no va a solucionar ninguna papeleta visto el recorrido del belga desde que llegó al Real Madrid. Su vuelta provoca un efecto placebo, porque lo primerísimo es que no vuelva a lesionarse. Tener en el banquillo a un jugador top como él anima cuando las cosas van mal, pero también es motivo de depresión cuando se lesiona y de eso van sobrados desde que llegó. 

La previa del Real Madrid - Betis

| SPORT

Mejor noticia para el Madrid es que Modric se haya recuperado de sus molestias musculares en la espalda. Un parón que le valió para tomarse un respiro y descansar ante el Cádiz. El croata llegará mejor al encuentro del martes ante el Chelsea (si Ceferin no impone su tiranía), y este tipo si es importante para el equipo. Como Kroos, al que Zidane espera recuperar junto a Mendy ante los ‘blue’. 

Por otra parte, Pellegrini pierde a Fekir, una baja que califica de “lamentable” por la importancia que tiene y por lo injusto de su expulsión en el partido ante el Athletic. 

Misma estructura

Tello también es baja en el Betis por lesión. El puesto de Fekir lo puede cubrir Laínez y su función la haría Joaquín con Canales, que adelantaría su posición dejando a Guido formando pareja con Guardado. El chileno mantendrá la estructura del equipo para intentar arrancar algo positivo del Di Stéfano y mantener su duelo por Europa con la Real Sociedad y el Villarreal.

Zidane está haciendo un curso acelerado de cómo exprimir una plantilla sin recursos cuando las bajas rompen tus esquemas. Un tipo como él, introvertido y que deja poco espacio a la improvisación, ha tomado decisiones tácticas difíciles de encajar en sus ideas. 

Otro reto

Ante el Betis tiene un nuevo reto para hacer un once de garantías y, a la vez, que minimice el desgaste ante el Chelsea. Pero que a nadie se le olvide que el francés y Florentino fueron los que construyeron un proyecto asimétrico con un único medio centro, dos laterales que no han respondido, con una medular despoblada y con un ataque sin gol pese al exceso de delanteros y que a mitad de año dejaron salir a Odegaard y a Jovic.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil