El Real Madrid fulmina a un Celta sin opciones

La sociedad Lucas Vázquez-Marco Asensio sentenció a los de Coudet en dos acciones puntuales

Nacho salvó el 0-1 y lanzó la acción que significó el primer gol blanco

Con más comodidad de la que se esperaba, el Real Madrid firmó un triunfo en su primer partido del 2021. 2-0 contra un Celta que fue de más a menos y que sucumbió ante la pegada de la sociedad entre Lucas Vázquez y Marco Asensio.

FICHA TÉCNICA

LaLiga Santander

RMD

2-0

CEL

Real Madrid

Courtois; Carvajal (Vinicius, 85'), Varane, Nacho, Mendy; Casemiro, Kroos (Valverde, 85'), Modric (Odegaard, 85'); Lucas Vázquez, Marco Asensio (Hazard, 74') y Benzema (Mariano, 90').

Celta

Rubén Blanco; Hugo Mallo, Araújo, Murillo, Olaza; Renato Tapia; Brais Méndez, Denis Suárez, Nolito (Baeza, 63'); Iago Aspas (Fran Beltrán, 51') y Santi Mina.

Árbitro

De Burgos Bengoetxea (vasco). Tarjetas amarillas a Marco Asensio (38'), Nacho (50'), Carvajal (84') y Casemiro (87'), por el Real Madrid y a Brais (10') y Tapia (42'), por el Celta.

Goles

1-0 M. 6 Lucas Vázquez. 2-0 M. 53 Marco Asensio.

Incidencias

Partido disputado en el estadio Alfredo di Stéfano, a puerta cerrada.

Zinedine Zidane quería que su equipo olvidara el tropiezo de Elche con una victoria convincente. Visitaba el coquetón Alfredo di Stéfano  un conjunto olívico en buena racha pero que se quedó muy pronto sin argumentos. Eduardo Coudet hizo creer a los suyos en que podían dar la campanada pero se despertaron del sueño muy pronto. Su buena racha de siete encuentros  sin perder murió en Valdebebas.

Y la historia del partido se resume en poco más de un minuto, entre el 5 y el 6 de la primera parte. La suerte cambió de lado en un visto y no visto. Y sonrió a un Real Madrid que pasó de casi ahogarse a salir a flote. Nolito había lanzado a Aspas para que el celtiña superara a Courtois. Pero con el belga batido, se agigantó Nacho, el sustituto de Sergio Ramos, para evitar que el balón entrara en la meta blanca.

Ese despeje fue el origen del 1-0. El balón llegó a Marco Asensio en la izquierda. Este propuso un centro al segundo palo y ahí se levantó el gallego Lucas Vázquez. Superó la marca de Olaza para cabecear a la red. Minuto 6 del partido y los de Zidane, con el partido encarrilado.

Intervino el VAR

Fueron instantes intensos en un primer acto jugado de poder a poder, con un Celta que desde el primer momento salió a inquietar a Courtois. Tuvo pocas oportunidades a partir de la primera de Aspas e incluso reclamó un posible penalti de Mendy tras un intento de disparo de Araújo. Tanto De Burgos como su ayudante en el VAR  Soto Grado dijeron que no había nada.

Las apariciones del Real Madrid fueron escasas, aunque la más clara fue una volea firmada por Carvajal desde la frontal, a pocos instantes del descanso, que salió lamiendo el poste izquierdo de la portería de Rubén Blanco.

Los blancos, enchufados

El escenario era el mismo que en el último partido del 2020. La incógnita era saber si, con la ventaja mínima, el Real Madrid se iba a dormir en la segunda parte. Los primeros destellos de la reanudación dejaron ver que los blancos estaban enchufados. A la primera, intento de disparo lejano de Mendy que salió fuera.

Al Celta se le complicaron las cosas poco después, cuando un empujón de Nacho desmontó a Iago Aspas. El ‘príncipe de las bateas’ se resintió de sus molestias físicas y tuvo que irse del campo. Coudet le sustituyó por Fran Beltrán.

Aspas ya no vio sobre el césped el segundo aldabonazo blanco. Una nueva exhibición de la dupla Marco Asensio-Lucas Vázquez. Y esta vez fue el gallego el que devolvió la gentileza del primer tanto al balear. Primer gol de Asensio en esta Liga para ampliar la ventaja blanca.

Nolito, también KO

Los celtiñas se iban apagando por momentos, ante un Madrid cada vez más cómodo sobre el césped. Kroos se gustó en un servicio a Benzema que acabó con un chut cruzado que salió fuera, justo antes de que Nolito, también tocado en el muslo, se fuera del campo para que Coudet apostara por Baeza.

Courtois era un espectador más de esta segunda mitad. Un dato no puede ser más concluyente: blocó su primer balón en el minuto 25 de la reanudación, en un centro inocente de Hugo Mallo. Lo vio Hazard desde la banda, preparado para salir al campo. Zidane sigue dosificando al mediapunta belga, en busca de su mejor versión.

El discurso del encuentro no cambió. Lo más interesante fue el embrollo que se armó a cinco minutos del final, cuando a Zidane se vistió de Pablo Laso y realizó  un triple cambio en el que, por cierto, Carvajal forzó una tarjeta amarilla que le permitirá descansar en el próximo partido, ya que cumple ciclo. El Real Madrid celebró el Año Nuevo con tres puntos y el Celta, a pensar en otros retos.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil