Cantada táctica de Zidane

El francés le puso la alfombra a Imanol en el inicio de la segunda parta, al incrustar a Casemiro como tercer central

Dejó libre la espalda de Modric y Kroos por donde se coló Silva hasta el 0-1 cuando el galo recuperó el dibujo

Zidane no estuvo acertado ante la Real Sociedad
Zidane no estuvo acertado ante la Real Sociedad | AFP

Al Real Madrid se le escapó el partido ante la Real Sociedad al comienzo de la segunda mitad, cuando Zidane decidió a hacer un cambio táctico incrustando a Casemiro como tercer central para dejar un hueco enorme a las espaldas de Modric y Kroos por donde Silva campó a sus anchas para lanzar a su equipo. Los de Imanol tardaron 10 minutos en adelantarse en el marcador, pero el gol se veía venir por el desajuste táctico provocado por el entrenador madridista.

Zidane intentó minimizar las incursiones de Monreal por la izquierda. Asensio volvió a demostrar que no está para ser titular. No vio nunca al veterano lateral blanquiazul que fue un espíritu libre por la izquierda ante la renuncia del balear, que no marca diferencias en ataque y cuya debilidad defensiva volvió a mandar al purgatorio a Lucas Vázquez. Pero Asensio se ha convertido en una apuesta fija de Zidane que parece manejar un equipo del ‘Comunio’ sin reparar en su escasa aportación.

IMANOL TAMPOCO ACERTÓ

El propio Zidane, un descreído de los dibujos tácticos, insinuó que pudo equivocarse: “Puede ser que el cambio de sistema perjudicara al equipo”. Un dibujo que solo ha utilizado una vez esta temporada, ante el Getafe, con triunfo por 2-0 y obligado por el cúmulo de lesiones. Es evidente que su decisión intentó corregir una situación, pero facilitó un agujero por donde se coló la Real Sociedad para adelantarse en el marcador merecidamente. Rectificó a tiempo para rescatar un punto in extremis y evitar una derrota que hubiese sido dolorosa al cortar una buena racha. 

Imanol también facilitó el empate renunciando a cerrar el partido. Isak tuvo en sus botas la sentencia en una contra, pero el pase de Portu no fue preciso en el mano a mano que el sueco pudo tener con Courtois. El técnico donostiarra decidió blindarse en defensa para dar alas al Madrid en ataque, quizá recordando experiencias anteriores: “El final se me hizo eterno. Incluso si marcamos el 0-2, porque mirad el partido de Copa cuando nos pusimos 1-4 y acabó 3-4”.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil