El Atlético de Madrid también da calabazas a Bale

El Atlético de Madrid también da calabazas a Bale

Bale se ha ofrecido al At. Madrid que ha rechazado su fichaje
Bale se ha ofrecido al At. Madrid que ha rechazado su fichaje | Efe

El galés se ofrece al rival del Real Madrid para la próxima temporada y el club colchonero descarta su fichajes

Acaba contrato en junio y quiere vivir en Madrid, aunque podría retirarse si Gales no juega el Mundial

Gareth Bale dejará de ser jugador del Real Madrid el 30 de junio, cerrando un ciclo de claroscuros en sus nueve temporadas en el equipo madridista. El galés no tiene decidido su futuro, podría retirarse a final de temporada, cumplirá los 33 años en agosto. Todo va a depender de que su selección juegue o no el Mundial de Catar. Si se clasifica ganando el 5 de junio al vencedor de la eliminatoria entre Escocia y Ucrania, necesita un equipo en el que jugar y no se le ha ocurrido otra cosa que ofrecerse al At. Madrid.

Tiene su lógica ya que Bale quiere seguir viviendo en Madrid y si los blancos no le van a renovar, qué mejor que irse al otro grande de la ciudad. Los agente de Bale se reunieron con Andrea Berta y se lo ofrecieron según desveló ‘El Partidazo de Cope’, pero el club colchonero declinó el ofrecimiento. No se sabe si fue el propio Berta, Miguel Ángel Gil o Simeone o la decisión fue consensuada, pero dieron calabazas al galés. Si se meten en el Mundial y quiere seguir viviendo en el Madrid todavía le quedan dos opciones, el Rayo Vallecano y el Getafe.

EL HÉROE DE KIEV

Bale podría jugar su último partido con el Real Madrid en la final de París ante el Liverpool. El madridismo aún retiene en su memoria la final de Kiev ante los ‘reds’ en 2018, en la que el galés fue el héroe con dos goles, en especial el 2-1 logrado de chilena espectacular. Fue el punto de inflexión de su trayectoria en el equipo blanco, desde entonces no ha levantado cabeza para ser suplente habitual amén de un año cedido en el Tottenham. El galés ha caído en desgracia ante una afición con la que no ha mezcla por una actitud desafiante que ha alimentado animadversión hacia su figura.

Ningún madridista le perdona que se partiera de risa el día en el que junto a sus compañeros de selección enarbolara una pancarta que rezaba “Wales, Golf, Madrid” atendiendo a sus prioridades. Ese día le hicieron la cruz y desde entonces ha oído música de viento cada vez que ha pisado el Santiago Bernabéu. Bale va a salir por la puerta de atrás del club pese a dejar un buen currículo en sus cinco primeras temporadas, y lo ha querido hacer con otra chufla más hacia el Real Madrid al intentar fichar por el rival de enfrente. Pero sus lesiones y escaso compromiso le delatan y el At. Madrid tampoco le quiere pese a llegar gratis.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil