Bale, el gran problema

Zidane sigue presionando para que le liberen de un jugador que está siendo un fiasco deportivo

El futbolista tiene dos años más de contrato y no está dando ninguna facilidad para salir

 Zidane tuvo que salir al paso en una de las preguntas de los medios sobre la situación de Gareth Bale | Perform

Gareth Bale dejó hace ya tiempo de ser el futbolista más mimado por Florentino Pérez al mayor dolor de cabeza del presidente y, por consiguiente, del Real Madrid. El galés, tras los fiascos que va acumulando temporada tras temporada, es la prioridad de la entidad blanca en la operación salida que el club tiene en mente realizar en la ventana de transferencias de verano. Pero no ha sido ni será fácil desprenderse de él, que está muy cómodo (y muy bien pagado) en la capital.

Bale se ha convertido desde hace tiempo en un molesto grano para todos. Para Zidane, que no cuenta con él, y para la propia estructura de la entidad que, tras la crisis del coronavirus, necesita hacer un reajuste económico para adaptarse a la futura situación que tendrá el fútbol a nivel mundial.

pérdida de protagonismo

El futbolista galés ha ido paulatinamente perdiendo importancia en el apartado deportivo. Hace mucho tiempo que dejó de tener la confianza del entrenador (Zidane se lo quedó porque no le quedó más remedio) y empezó siendo un problema para el presidente por su altísimo contrato, ya que percibe 17 millones de euros netos por temporada.

Bale, el principal problema para Florentino Pérez | AFP

Los números de Bale esta temporada son muy significativos del escaso protagonismo que tiene en el conjunto blanco. Solo ha participado en 18 de los partidos oficiales disputados por el Madrid, especialmente por los problemas físicos, entre lesiones y enfermedades extrañas, que ha ido acumulando. Únicamente ha conseguido tres goles y en la Champions solo ha aparecido en tres partidos.

El Madrid quiere desprenderse del galés. No es ninguna gran exclusiva, sin duda. El club lo viene intentando desde hace meses, pero el galés ha ido cerrando todas las puertas que se le abrían (la última en China, donde le igualaban su actual contrato) y eso que las exigencias económicas ya no son las de hace unos años cuando pedía más de 100 millones de euros por desprenderse de Bale. En la entidad madridista asumen que prácticamente deben dejarle marchar a coste cero para ahorrarse los dos años de contrato que aún tiene firmado.

Zidane sigue presionando para librarse del futbolista; Florentino Pérez presiona a los ejecutivos para encontrar una salida lo menos costosa posible y los números que hacen en el club apuntan a la necesidad de liberarse de su altísimo contrato. La cuestión, una vez más, es si Bale estará por la labor de dejar el Madrid...

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil