Ancelotti-Liverpool, un ‘clásico’ en las finales de Champions

Ancelotti-Liverpool, un ‘clásico’ en las finales de Champions

Carlo Ancelotti consuela a Andriy Shevchenko después de la final de la Champions del 2005
Carlo Ancelotti consuela a Andriy Shevchenko después de la final de la Champions del 2005 | EFE

Los caminos del técnico italiano y el club inglés se volverán a encontrar en un escenario muy conocido y frecuentado por ambos

El vínculo que les une va mucho más allá de esa agónica tanda de penaltis en Estambul, que culminó una de los remontadas más importantes de la historia de la máxima competición continental

Los caminos de Carlo Ancelotti y el Liverpool se vuelven a encontrar en un escenario muy conocido y frecuentado por ambos. El italiano y el club inglés protagonizarán, en la final de la Champions League 2021/22, una nueva batalla de una guerra que ha vivido episodios de todos los colores desde que empezó en 1984. El actual entrenador del Madrid y los ‘reds’ siempre estarán unidos por una remontada épica que forma parte de los libros de historia de la máxima competición continental, pero su vínculo va mucho más allá de esa agónica tanda de penaltis en Estambul. Su rivalidad es ya un ‘clásico’ en Europa.

30 de mayo de 1984. La Roma busca la primera ‘orejona’ de su historia. Ancelotti, pieza importante y “cerebro” del equipo, hace varios meses que no juega –desde diciembre, concretamente– por culpa de una lesión de rodilla. La final contra el Liverpool, disputada en el Estadio Olímpico de la capital italiana, no empieza bien: Phil Neal adelanta a los ingleses. El empate de Roberto Pruzzo antes del descanso no evita la primera decepción europea de ‘Carletto’. Impotente, esperando a ser operado, contempla desde el hospital unos penaltis de claro color ‘red’ (4-2). El fútbol, sin embargo, siempre ofrece posibilidades de revancha.

El italiano tuvo la oportunidad de alcanzar la gloria continental como futbolista cinco años más tarde en Barcelona, en una final en el Camp Nou contra el Steaua de Bucarest que el Milan de Paolo Maldini, Frank Rijkaard, Ruud Gullit, Marco van Basten y el propio Ancelotti sentenció en 46 minutos (4-0). El mayor éxito de su carrera en los terrenos de juego sirvió para sanar las heridas provocadas por el Liverpool, pero el equipo de Merseyside volvió a aparecer en la vida de Carlo en el intento de ganar su segunda Champions como entrenador. Fue en 2005, en una de las noches más impactantes del fútbol mundial en lo que llevamos de siglo.

Carlo Ancelotti, junto a la Champions que perdió con el AC Milan en 2005 ante el Liverpool

| EFE

El estadio Atatürk fue testigo de una de las mayores remontadas de la historia de la competición. El Milan, entrenado por Ancelotti, protagonizó un inicio espectacular en la final contra el Liverpool. “Tenía la mejor plantilla que quizás haya dirigido”, reconoce aún a día de hoy el italiano. Maldini (1’) y Hernán Crespo (39’ y 44’) adelantaron a los ‘rossoneri’ en la primera mitad, pero Steven Gerrard (54’), Vladimir Smicer (56’) y Xabi Alonso (60’) empataron en la reanudación. La reacción inglesa hubiera sido insuficiente si Jerzy Dudek no hubiera efectuado una doble parada espectacular a Andriy Shevchenko. El mismo delantero ucraniano acabaría siendo el encargado de errar el penalti decisivo de otra tanda de penas máximas maligna para ‘Carletto’. “Por desgracia, en el fútbol existe esa imprevisibilidad que no puedes controlar. Es difícil de explicar lo que sucedió”, ha reconocido recientemente en una entrevista con la UEFA.

Dos años más tarde, en Atenas, llegó la redención. “Durante todo ese año estaba pendiente de los resultados del Liverpool. Quería que ganaran para volver a encontrarnos en la final”, ha confesado Ancelotti. Sus deseos se cumplieron. Y su Milan no le falló (1-2). El doblete de Filippo Inzaghi hizo justicia en un duelo de contundente superioridad rossonera. La siguiente (y última) final continental del de Reggiolo fue en su primera etapa en el banquillo del Real Madrid. En Da Luz, el club blanco levantó la ‘Décima’ tras vencer al Atlético de Madrid con un resultado (4-1) muy abultado, pues Sergio Ramos forzó la prórroga en el añadido. En el tiempo extrareglamentario sí que los merengues fueron muy superiores.

Un ‘evertonian’ más

“Viví en Liverpool dos años. Para mí, la final es como un derbi. Aún soy un ‘evertonian’”. Estas fueron las declaraciones de Ancelotti justo después de la remontada épica ante el Manchester City, que otorgó la clasificación para la final al Madrid. El italiano se acordó de su etapa en Goodison Park (2019-2021), en la que dirigió al Everton en cuatro derbis de Merseyside. El primero lo perdió (1-0), pero los dos siguientes los empató (0-0 y 2-2) y el último lo venció (0-2). Ese asalto de Anfield permitió a los ‘toffees’ cortar una racha de más de dos décadas sin asaltar el templo del eterno rival.

Este sábado, en París, la guerra entre Ancelotti y el Liverpool vivirá una nueva contienda. Un nuevo partido a vida o muerte que supondrá una gran alegría para el vencedor y una decepción enorme para el perdedor. La historia evidencia que el fútbol siempre ofrece posibilidades de revancha. No será ninguna excepción en este caso.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil