A Ancelotti le preocupa el ataque

Benzema y Vinicius dan síntomas de cansancio, Rodrygo no acaba de explotar y Asensio da poco juego

Sigue sin confiar en Hazard, Bale no es una garantía por sus lesiones y Jovic y Mariano son nueves sin gol

Ancelotti dio con la ecuación para explotar acertadamente el ataque del Real Madrid que ha borrado las lacónicas cifras goleadores que dejó Zidane en su última temporada. Un equipo que ha marcado 71 goles en 32 partidos, pero que en los últimos compromisos sufre más de la cuenta para superar los obstáculos como se ha visto en el doble enfrentamiento ante el Elche en los que han tenido que salir al rescate Isco, Hazard, Modric y Militao.

Vinicius de Benzema están formando una pareja letal, autores de 39 de los 71 goles del equipo, con 24 y 15 respectivamente (el 54,9%). El problema es que no son de hierro y acumulan demasiados partidos en sus piernas y eso les pasa factura en lo físico y lo mental. El francés ha disputado 35 partidos y el brasileño 34 sumados los jugados con sus selecciones. La preocupación de Ancelotti aparece desde el momento en el que no encuentra relevos en el banquillo para suplir esa efectividad.

SEIS DELANTEROS SIN PEGADA

Hazard y Bale, dos delanteros top, no se han ganado la confianza del italiano. Al primero no le da la continuidad necesaria pese a la buena disposición del jugador, que ha ofrecido buenas actuaciones pero que no acaban de convencer al técnico. Y el segundo es víctima de las lesiones y sus propios miedos y acumula casi cinco meses sin jugar. Han marcado un gol cada, poca aportación para su caché. Ancelotti ha intentado encontrar relevos con Asensio y Rodrygo, pero tampoco han roto moldes.Asensio ha marcado siete goles pero su aportación futbolística es demasiado pobre El contraste es Rodrygo que aporta más fútbol y profundidad al juego, pero no al acierto con solo dos goles. Y la gran depresión llega precisamente con los dos delanteros centro, los llamados a finalizar el juego de ataque. Jovic y Mariano no dan la talla para jugar en el Madrid. Futbolísticamente aportan muy poco o casi nada, y en su oficio de marcar goles, menos. El serbio lleva un gol y el canterano, ninguno. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil