El 1x1 del Real Madrid ante el Cádiz

Benzema lideró con un doblete al Real Madrid en el Carranza (0-3) e iguala un récord de Raúl con el equipo blanco

El equipo de Zidane se marcha a la cama como líder, pero mañana el Atlético puede arrebatarle ese privilegio

Alba López

Apretó el Real Madrid la lucha por la Liga en el Carranza, donde los blancos se impusieron con facilidad al Cádiz (0-3) con un doblete de Karim Benzema y otro tanto de Álvaro Odriozola. Los tres goles del equipo de Zidane llegaron en la primera parte. A partir de ahí el Madrid bajó el pistón, quizás pensando en el exigente partido que le espera este sábado ante el Betis en Valdebebas (21 horas).

El triunfo permite al conjunto merengue dormir líder igualado a 70 puntos con el Atletico, a expensas de lo que hagan los colchoneros mañana por la tarde ante el Huesca de Pacheta. El Barça se sitúa a cinco puntos del primer puesto, pero con dos partidos menos. Los de Koeman siguen dependiendo de sí mismos para proclamarse campeones de Liga.

Estas fueron las notas del partido:

Courtois (6). RELAJADO. Día tranquilo para el portero belga. Si el pasado domingo ante el Getafe le tocó ser protagonista salvando a su equipo de una derrota segura, hoy disfrutó de unas merecidas vacaciones en la Tacita de Plata. 

Odriozola (7). REIVINDICATIVO. No es mucho decir, pero probablemente disputó su mejor partido desde que llegó al Madrid. Ni que sea por el golito que aportó tras un estupendo centro de Benzema desde la izquierda. Apareció en el segundo palo para picar de cabeza el balón entre las piernas del portero y dar tranquilidad a su equipo. Atrás sigue dejando muchas dudas. Fue sustituido por Isco (5) en la segunda parte. El malagueño, aunque combinativo, estuvo muy fallón en el pase.

Militao (7). SOBRIO. En la línea de sus últimas actuaciones. Desde la eliminatoria contra el Liverpool es otro. Zidane le ha dado galones y el brasileño empieza a creer que tiene hueco en el once. Veremos qué ocurre cuando vuelva Sergio Ramos.

Varane (6). OXIDADO. Regresaba al equipo tras superar el coronavirus y se le notó la falta de actividad. Aun así, superó el examen con un aprobado. No cometió errores de bulto e incluso pudo marcar en una pillería a la salida de un saque de puerta de Ledesma que rebotó en su espalda y no encontró la red de milagro. Carvajal (5) entró por el galo a falta de media hora para el final tras más de dos meses en el dique seco y volvió a sentirse futbolista.

Nacho (7). ATENTO. En ausencia de Ramos está ejerciendo de líder de la zaga. Y no le está pesando la responsabilidad. Nunca se complica y es un seguro de vida tanto en la anticipación como al cruce. No se le puede pedir mucho más.

Marcelo (6). LIBERADO. No desentonó como otras veces esta temporada, en las que se le han visto las costuras del paso del tiempo. Protegido por la línea de tres centrales juega mucho más cómodo. La banda derecha del Cádiz apenas le exigió y eso le vino de maravilla para aparecer en ataque. Dejó su sitio en el campo al canterano Miguel Gutiérrez (s.c.) en la recta final

Casemiro (5). TRANQUILO. Sin agobios. Algo inédito a lo largo de toda la campaña. Se podría decir que ni siquiera rompió a sudar. Tras el descanso tuvo algo más de faena, pero la solucionó a medio gas. 

Blanco (6). CUMPLIDOR. Tenía la difícil papeleta de suplir a dos jugadores de la importancia de Modric y Kroos. Y obviamente no lo consiguió. Pero tampoco le temblaron las canillas. Buscó portería, incluso, en algún lanzamiento lejano que no encontró puerta.

Rodrygo (6). CHISPEANTE. Fue de más a menos en el encuentro. En la primera parte su velocidad causó muchos problemas al Cádiz. Reclamó un penalti por un posible agarrón que Mateu Lahoz no pitó.  

Vinicius (5). CANSADO. El atracón de minutos disputados en las últimas semanas comienza a pasarle factura. La alineación de Marcelo, además, le sacó de su hábitat natural: la banda. Por el centro el brasileño se pierde. Aun así, resultó clave al 'provocar' el pisotón de Iza que Mateu Lahoz, tras consultar con el VAR, castigó como penalti. Asensio (4) sustituyó al carioca al cuarto de hora de la segunda parte y volvió a resultar intrascendente. La campaña del mallorquín está siendo una montaña rusa.

Benzema (9). HISTÓRICO. Rubricó un doblete y asistió a Odriozola en el segundo tanto blanco. Alcanza a Raúl como el jugador del Real Madrid que a más equipos distintos ha marcado en la historia de la liga española (35). Sigue de dulce cuando su equipo más lo necesita. Ya no son los goles que mete, sino los espacios que es capaz de generar para sus compañeros. Capitán general. Mariano (s.c.) le relevó en el tramo final. El hispanodominicano tuvo tiempo para fallar un gol cantando en un mano a mano con el portero que de todos modos no habría subido al marcador porque el colegiado había anulado la acción por fuera de juego.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil