El Rayo Vallecano tendrá que indemnizar a Jean Paul Ndjoli por despido improcedente

El Rayo Vallecano tendrá que indemnizar a Jean Paul Ndjoli por despido improcedente

Jean Paul Ndjoli, actualmente en el Hércules B
Jean Paul Ndjoli, actualmente en el Hércules B | @herculescfb
EFE

El club contrató al francés por dos temporadas y le despidió sin motivo justificado

Pese a que el futbolista superó el reconocimiento médico obligatorio ante la Mutualidad, el club decidió unilateralmente no tramitar su licencia, ni darle de alta en la Seguridad Social

El Rayo Vallecano tendrá que indemnizar por despido improcedente al futbolista francés Jean Paul Ndjoli, ahora jugador del Hércules B, según la sentencia del Juzgado de lo Social número 23 de Madrid, tras la demanda de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE).

El sindicato denunció el 29 de septiembre de 2021 la situación de Jean Paul, a quien el club contrató por dos temporadas y despidió sin motivo justificado, de acuerdo a la resolución, que le condena al pago de todas las cantidades recogidas en contrato desde la fecha de despido hasta su finalización (30 de junio de 2023).

Según informó AFE, la sentencia considera probado que el director de cantera del Rayo viajó a Francia y pactó las condiciones de la contratación de Jean Paul Ndjoli con el agente del jugador, quien inició la pretemporada con el Rayo Vallecano B en julio de 2021.

También que, pese a que el futbolista superó el reconocimiento médico obligatorio ante la Mutualidad, el club decidió unilateralmente no tramitar su licencia, ni darle de alta en la Seguridad Social, así como modificar las condiciones de su contrato.

En este se introdujo "una opción de renovación y cesión unilateral por parte del Rayo" y "se aumenta la cláusula de rescisión a 20 millones de euros", por lo que el futbolista se negó a firmarlo y AFE comunicó al club la ilegalidad de su modo de actuar y solicitó la actuación de la Inspección de Trabajo.

Tras el informe emitido en septiembre por esta, que consideró que el demandante tenía una relación laboral especial de deportista profesional no declarado desde el 20 de julio de 2021, el club le prohibió entrenar y acceder a las instalaciones, por entender que no tenía contrato vigente, ante lo que AFE acudió a la jurisdicción social que ha estimado su reclamación.

Temas