Messi: "A veces me gustaría pasar desapercibido"

Messi: "A veces me gustaría pasar desapercibido"

Xavi sobre el Balón de Oro a Messi | FCB

Leo habló en una entrevista en France Football tras ganar su séptimo Balón de Oro

"Con Cristiano mantuvimos la competencia durante un mismo campeonato durante años. Ha sido maravilloso y nos ha servido para crecer en nuestras carreras. Pero sin mirarnos el uno al otro", comentó Messi

Leo Messi no se casa de batir récords. Esta semana, consiguió el más difícil de todos: ganar su séptimo Balón de Oro.

Tras ser premiado de nuevo como el mejor futbolista del planeta, el astro argentino concedió una entrevista a France Football, el medio que entrega el galardón.

En la conversación, Messi habló de valores como el trabajo y la humildad, valores con los que creció: "Cuando llegué a Barcelona con 13 años encontré en La Masía los mismos valores".

"Nunca dije que soy el mejor de la historia ni intento hacerme esa idea. Para mí ser considerado uno de los mejores de la historia es más que suficiente. Es algo que jamás me hubiera imaginado. Es algo que no me interesa, no cambia nada ser considerado el mejor o no. Y nunca busqué serlo", añadía Messi sobre su premio. "Nunca me gustó ser un modelo o dar consejos. Luché por mis sueños. Al principio era ser jugador profesional, después luché para superarme y alcanzar cada año nuevos objetivos. En esos momentos hay un poco de suerte. Creo que Dios eligió que me llegara todo".

Ya en su nueva etapa en París, Messi, con el '30' en la espalda, ha cogido un nuevo rol.

"El 10 era para Neymar. Yo llegué a un nuevo equipo para ayudar. Fue un gesto (ofrecérselo) extraordinario por su parte. Me lo esperaba porque conozco a Neymar. Pasamos tiempo en el Barcelona y somos amigos. Me parecía más justo que guardara el número 10. Es por ello que cogí uno que me gustaba (el 30)", comentaba Messi, que también rememoró el momento de tumbarse en la barrera de una falta ante el City: "En ese momento teníamos necesidad de hacerlo. Estábamos ganando. Nadie estaba para hacerlo y como estaba por ahí, lo hice. Francamente, fue nada. Debemos todos aportar algo para obtener resultados".

"Intento moverme siempre para encontrar los espacios en función de cada partido. Incluso si empiezo en la derecha, suelo moverme hacia dentro. Últimamente desciendo a la base para intentar generar jugadas, de generar la superioridad numérica para que el equipo controle la posesión. Me siento bien así e intento disfrutar en el terreno de juego", añadía sobre su juego actual.

Uno de los temas que siempre contesta Leo es la eterna comparación con Maradona: "Sinceramente nunca me he comparado con Diego, absolutamente nunca. Nunca presté atención a esas comparaciones. Algunas críticas me molestaron en el pasado. Pasé malos momentos en la selección, realmente, pero no por estas razones. Me llegan a menudo cosas que me enfadan de las críticas, pero se quedan en el vestuario. Deben quedarse ahí, en lo privado. Es la intimidad lo que hace la fuerza del grupo, además del hecho que podamos cabrearnos y decirnos a la cara las cosas que pueden mejorar. Esto puede pasarme a mí o a otros jugadores".

En clave Barça, Messi habló de temas como el gol de cabeza al United en la final de la Champions de 2008, o la celebración de la Liga de Campeones de 2006.

En cuanto a su gol al Manchester United, Messi comentaba que "es una situación puntual. En ese momento la situación se desarrolló así. Xavi centró porque él sabía cuánto medía y era capaz de poner la cabeza. Me lo había visto hacer en el entrenamiento y lo hablamos en el vestuario. Ni él ni yo pensamos que podía marcar con la cabeza. Fue un gol especial, sin, sin embargo, haberlo buscado. Vino naturalmente, fue extraordinario".

Sobre no salir a celebrar la Champions de 2006 por no jugar, el exazulgrana dijo que lamentaba "haberlo hecho. No me di cuenta de lo que estaba pasando. En ese momento estaba pensando en el hecho de no haber jugado. Al menos me hubiera gustado estar en el banquillo esa noche. Hasta mi lesión (en octavos), participé en la andadura en Champions. Estaba decepcionado. Lamento profundamente ese episodio. Ganamos esa Champions y no estaba seguro de que volvería a suceder porque es una competición difícil de ganar. Luego, afortunadamente, tuve la oportunidad de disfrutarlo".

El séptimo Balón de Oro le ha separado de Cristiano Ronaldo, alguien con quien siempre comparan. "Siempre quise superarme a mi mismo y no mirar lo que otros hacían. Con Cristiano mantuvimos la competencia durante un mismo campeonato durante años. Ha sido maravilloso y nos ha servido para crecer en nuestras carreras. Pero sin mirarnos el uno al otro. Solo quería superarme a mí mismo para ser el mejor y no mejor que el otro", decía Messi.

Finalmente, el Leo más personal contestó sobre si es difícil ser Messi a diario: "He sido Messi durante 34 años, así que estoy empezando a acostumbrarme. Estoy contento de todo lo que ha pasado, aunque a veces tengo que admitir que me gustaría pasar desapercibido, disfrutar de mi familia sin que la gente me reconozca. No me quejo, al contrario, siempre es agradable recibir un cumplido, una sonrisa o alguien que me pida una foto. Estoy acostumbrado y para mí se ha vuelto normal. Así que muy bien".