El vestuario del Chelsea es un polvorín

Según publica 'The Telegraph' Rüdiger se habría enfrentado a Azpilicueta, el capitán del equipo, después de que el español tratara de aliviar tensiones entre futbolistas del vestuario

Además algunos canteranos se habrían quejado del trato de algunos veteranos molestos por la confianza de Lampard en los jóvenes, que les quitaba minutos

Pep Santos

La mala racha del Chelsea ha llevado a la directiva del club londinense, con Marina Granovskaia y Roman Abramovich a la cabeza, a destituir a Frank Lampard para, según parece, apostar por Thomas Tuchel como nuevo técnico de los 'Blues'.

Pero el entrenador alemán no lo tendrá nada fácil en su llegada al vestuario de Stamford Bridge. Según publica el diario inglés 'The Telegraph', la situación no es sencilla en el equipo londinense, con muchas tensiones y enfrentamientos entre jugadores.

Las consecuencias financieras de la pandemia del coronavirus, que han dificultado la venta de algunos futbolistas, han obligado al Chelsea a quedarse a algunos jugadores con los que no contaban, confeccionando así una plantilla desequilibrada y muy larga.

Uno de esos jugadores descartados en un principio, es el central alemán Antonio Rüdiger, que, tras el verano quedó relegado a la figura de quinto central en la plantilla. Una posición en la que no se encuentra cómodo el internacional alemán, que según cuenta el mismo medio, se habría enfrentado al capitán del equipo, César Azpilicueta, en numerosas ocasiones dentro del campo de entrenamiento 'Blue' en Cobham. El lateral español estaría intentando aliviar tensiones entre diferentes grupos de futbolistas del vestuario, mientras que Rüdiger no tenía ningún interés en poner de su parte, lo que derivaba en peleas entre ambos.

La publicación de estos enfrentamientos, no ha sentado para nada bien entre la parroquia 'Blue', que en redes sociales no ha dudado en defender al futbolista navarro y criticar la actitud del teutón.

'The Telegraph' también da a conocer las quejas de algunos jóvenes canteranos en los que Lampard ha depositado su confianza, por el trato de algunos veteranos recelosos por el favoritismo del técnico inglés en los chicos de la academia, lo que les restaba minutos de juego e importancia en el equipo. 

Una serie de razones que derivan en el mal ambiente en el vestuario, que habría sido una constante en los últimos meses. 

Con la llegada de Tuchel, veremos si las tensiones dentro del vestuario continúan o el técnico alemán consigue apaciguar los ánimos. Se espera que su contratación ayude a los grandes fichajes de este verano, Kai Havertz y Timo Werner, a dar su máximo potencial tras su mal inicio, pero también podría servir para recuperar para la causa a futbolistas como Rüdiger, y unir a todo el vestuario para lograr un objetivo común, remontar la situación.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil