Sport.es Menú

El VAR da un agónico triunfo al Liverpool

Los de Klopp superaron al Leicester gracias a un gol de penalti en el tiempo de descuento

Mané adelantó a los `reds¿ en el primer tiempo, Maddison igualó y Milner marcó el penalti decisivo

Milner sentenció la victoria con este penalti
Milner sentenció la victoria con este penalti | efe

La suerte del campeón. El Liverpool de Klopp siente que la casualidad sigue de su lado tras conseguir una agónica victoria ante el valiente Leicester (2-1). La jugada decisiva llegó en el descuento, a menos de un minuto del fin del partido. Un cúmulo de despropósitos de la defensa visitante y el portero Schmeichel acabó con Mané cayendo en el área, reclamando un penalti para romper el 1-1El colegiado lo concedió sin dudar. El VAR, tras una tensa duda en Anfield, aprovó su decisión, y Milner no desaprovechó el penalti para asegurar el triunfo. Enloqueció Klopp en el banquillo, arengando a Anfield, consciente que estos momentos agrandan a su equipo, y que supera un escollo donde muchos pensaban que podía tropezar.

Pol Ballús

FICHA TÉCNICA

Premier League

LIV

2-1

LEI

Liverpool

Adrián; Alexander-Arnold, Lovren, Van Dijk, Robertson; Fabinho, Milner, Wijnaldum (Henderson, M.78); Mané, Firmino (Origi, M.78), Salah (Lallana, M.90).

Leicester City

Schmeichel; Pereira, Evans, Soyuncu, Chilwell; Ndidi, Praet (Ayoze, M.73), Tielemans; Maddison (Choudhury, M.86), Barnes (Albrighton, M.45), Vardy.

Goles

1-0 Mané M.40; 1-1 Maddison M.80; 2-1 Milner M.94.

Árbitro

Christopher Kavanagh. TA: Fabinho / Ndidi, Soyuncu, Evans, Choudhury.

Estadio

Anfield.

La realidad es que los ‘reds’ sumaron su 17ª victoria consecutiva, la mejor racha de las grandes ligas europeas hasta el momento. El Leicester había sido el último equipo capaz de arañar puntos de Anfield,y hasta el último instante del partido el guión parecía repetirse una temporada más tarde. No fue así.

Klopp sacó su once de gala, con muy pocos cambios respecto al partido de Champions, y el Leicester fue capaz de aguantar el inicio del choque, momento que la ferocidad del Liverpool suele aprovechar. En una primera parte de toma de contacto, fueron los ‘reds’ los que tuvieron las mejores opciones, y cuando una de ellas cayó a los pies de Mané, golpearon. El africano ganó la espalda a Evans en un excelente servicio de Milner, y cruzó el balón a la red ante Schmeichel al borde del descanso.

El resultado era óptimo para los locales, pero quedaba mucho partido. Más viendo que Firmino y Salah no aprovechaban sus llegadas, y que los ‘foxes’ crecían con el paso de los minutos. Rodgers ha encontrado un central de gran nivel en Soyuncu, capaz de aguantar las carreras de Salah, y ha construido un buen equipo alrededor de Maddison. El mediapunta inglés, que ya está para jugar en un equipo grande, volvió a liderar a los suyos en Anfield.

Vardy la tuvo en sus botas, pero el control final se le fue largo, un respiro para Adrián. El portero español se alivió también cuando un disparo de Praet rozó su poste derecho, pero acabó sucumbiendo ante Maddison. El ‘10’ del Leicester pisó área y recibió una excelente entrega de Ayoze. Con el empeine la mandó a la red para silenciar el templo del Liverpool.

Allí los de Klopp se agarraron a lo irracional. Todo el peligro que generaron fue a balón parado, empujados por los gritos de la grada. El Leicester aguantó los envites hasta el último minuto. Un balón que debía ser para Schmeichel se escapó de las manos del portero. Lo acabó recogiendo Albrighton, que sin saber como acabó con Mane en el medio. Hubo un leve contacto, Mané exageró su caída. El árbitro lo concedió, y el Liverpool mantiene su pleno de victorias para seguir comandando la Premier League.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil