Mkhitaryan firma la victoria de Mourinho sobre Pochettino

El United se impuso al Tottenham gracias a un solitario tanto del armenio

Los 'red devils' confirmaron las recientes buenas sensaciones con un partido sólido

Tras mucho tiempo castigado por Mou, el armenio lleva dos partidos marcando
Tras mucho tiempo castigado por Mou, el armenio lleva dos partidos marcando | AFP

Acabó el partido y Mourinho se fue inmediatamente a los vestuarios. Serio e impasible, con un rostro contenido. 

Pol Ballús (Mánchester)

De cara al público, escondía la alegría de haber ganado al Tottenham Hotspur, equipo que le superaba en la tabla. Mkhitaryan volvió a marcar las diferencias para los ‘red devils’ para derrotar a los 'spurs' por la mínima. El armenio aprovechó una asistencia de Ander Herrera para dar la victoria y confirmarse como el futbolista que quería el United cuando lo fichó.

Los hombres de Mou dieron continuidad a sus buenas sensaciones, y a día de hoy estan en uno de los mejores momentos de la temporada. El partido contra el Tottenham fue una reafirmación del bloque que quiere ensamblar Mou. Ordenado en defensa, limitando al máximo las concesiones a su rival y con un ataque vertiginoso, al que le da gran parte de sentido Zlatan Ibrahimovic. El sueco es un auténtico respiro para los de Mou, imperial en el juego de espaldas y dotado con un olfato especial para identificar lo que necesita el equipo en cada momento: mantener el balón. Por detrás suyo, el equipo ha encontrado fieles escuderos en Pogba y Ander Herrera. El español, jugando de interior, se ha convertido en un rastreador inmejorable para Mourinho. Más libertad tiene Pogba que, más protegido, puede sumar con incursiones al ataque.

Los locales tomaron la iniciativa en el arranque en Old Trafford ante un Tottenham más pragmático, que se entregó al balón parado de Eriksen como principal fuente de peligro. Con un United decantado al área rival, la superioridad en ocasiones la solventó Hugo Lloris. El portero del Tottenham salvó con dos buenas intervenciones llegadas de Pogba y Mkhitaryan. A la tercera, quedó vendido.

Ander interceptó una mala entrega de Harry Kane, desapercibido en Old Trafford, y tuvo más visión que nadie para ver como Mkhitaryan rompía la espalda de la defensa desde el carril derecho. Un balón profundo del español dejó al armenio solo ante Lloris, que fue fusilado sin compasión. La rabia contenida la que celebró el tanto redimió a Mkhitaryan, poco consciente entonces que su gran momento de forma de vería truncado por una lesión antes del final. El futbolista fue retirado en camilla de Old Trafford.

Hubo pocos cambios de guión tras el descanso. Pochettino movió su esquema y dio entrada a Sissoko, potente por la derecha pero sin acierto en la toma de decisiones. De nuevo, las mejores opciones visitantes las tuvo un Eriksen que topó con los rechaces de De GeaEl United, ajeno al resultado, fue quien intimidó más. En el segundo tiempo lo hizo a través del pie derecho de Pogba. El francés impresionó con un incontrolable lanzamiento de falta, que cuando Lloris ya había renunciado a ir a buscarlo, se estalló con el palo del arco rival. Acto seguido, el futbolista más caro del mundo volvió a tenerla con una llegada desde segunda línea, pero su compatriota y portero contrario le denegó el premio.

El dominio del United se fue diluyendo con el paso de los minutos, forzado por un Tottenham obligado a reaccionar. Además, el recuerdo de precedentes pasados, con goles en los últimos minutos que restaban puntos, hizo temer a Old Trafford de que se repitiera la historia. Mourinho dio entrada a Bailly para sacar balones, e hizo lo mismo con Fellaini en el descuento, pese al desconcierto de la grada con el belga. Pochettino situó a Alderweireld de delantero centro, pero ni así inquietó a De Gea. Tras el triunfo de hoy y la derrota del City, el Manchester United queda a seis puntos de las plazas de Champions League.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil