Sport.es
Sport.es Menú

Tregua entre Mourinho i Conte

"Ahora no le respondo. Le desprecio y para mi el desprecio significa el final de la historia", ha dicho Mourinho este viernes

"No voy a olvidar esto. Pero no es un problema del club, es un problema entre él y yo. Yo paro", anunció Conte hace tres días.

Mourinho y Conte llevan una larga lista de mutuas diatribas a lo largo del tiempo
Mourinho y Conte llevan una larga lista de mutuas diatribas a lo largo del tiempo | AFP

La guerra dialéctica que mantienen desde hace tiempo José Mourinho y Antonio Conte se ha recrudecido en las últimas semanas. Sin embargo, las declaraciones del italiano, invitando a detener la deriva bélica entre ambos, han encontrado respuesta a la altura por parte de Mourinho, que parece haber interpretado la necesidad de una tregua.

J.P.

Antonio Conte, el pasado día 9, manifestó su intención de no continuar por este camino de enfrentamiento. "Mourinho usó palabras serias. No voy a olvidar esto. Pero no se trata de un problema del club, es un problema entre él y yo. Yo paro", aseguró el entrenador del Chelsea.

Este viernes, Mourinho ha respondido en términos similares. "Creo que cuando una persona insulta a otra, puede esperar una respuesta. O puedes esperar desprecio, silencio. La primera vez que me insultó, tuve una respuesta, que sé que tocó el punto donde realmente se siente herido. Luego me insultó por segunda vez, pero ahora cambio y muestro mi desprecio y para mí el desprecio significa el final de la historia", ha afirmado este viernes el entrenador portugués.

El origen de su animadversión hay que buscarlo en octubre de 2016. El Chelsea de Conte apalizó (4-0) al Manchester United de Mourinho, y al técnico luso no le sentó nada bien la exagerada celebración del italiano en los goles, especialmente en el último de ellos. "No lo hagas con 4-0. Con 1-0, vale; pero con 4-0 es una humillación", le dijo Mou a un estupefacto Conte al fin del partido.

El italiano se la guardó, y en agosto de 2017 lanzó un dardo contra Mourinho y su trabajo cuando era entrenador del Chelsea. "Conocemos la dificultad de la temporada después. Y por supuesto queremos tratar de evitar la 'temporada Mourinho'. Hace dos años el equipo terminó en décimo puesto, queremos tratar de evitar eso", declaró Conte en un claro menosprecio.

Mourinho, claro, se la guardo, y en octubre de 2017 tuvo ocasión de responder a Conte, tras la queja del transalpino por las lesiones sufridas por el apretado calendario. "Nunca hablo de lesionados. Otros no hacen más que llorar y llorar cuando un jugador está lesionado", le espetó Mourinho.

Conte le respondió ese mismo día. "Mourinho, a menudo mira lo que está sucediendo en el Chelsea, ya lo hacía la temporada pasada, así que debería centrarse en lo que pasa en su equipo", señaló con sarcasmo.

Año nuevo, guerra vieja

Con la llegada del nuevo año, la batalla dialéctica entre ambos se ha recrudecido al máximo. El 5 de enero, Conte iba hasta el origen de su discrepancia, recordando las celebraciones de Mou, para tratarle de demente. "Creo que tiene que verse a sí mismo en el pasado, tal vez estaba hablando de sí mismo en el pasado. Tal vez, a veces, creo que alguien olvida lo que se dijo en el pasado sobre su comportamiento. A veces pienso que sí, no sé el nombre, pero demencia senil ... cuando olvidas lo que haces en el pasado", disparó Conte.

El ataque tuvo su respuesta el día siguiente, 6 de enero. "No necesito que el entrenador del Chelsea diga que cometí errores en el pasado y que los cometeré en el futuro. Sé que celebré goles corriendo, tirándome de rodillas, saltando con los fans... Lo sé. Lo que quería decir es que ahora me controlo más, pero eso no significa que mi pasión no sea la misma. Lo que puedo decir es que a mi nunca me sancionarán por amaño de partidos", disparó Mou con bala, recordando la sanción que recayó sobre Antonio Conte en el calcio italiano.

La ira Conte no se hizo esperar. Al día siguiente atacó con dureza al portugués. "Antes de hacer este tipo de comentarios, antes de lastimar a otra persona, deberías saber muy bien lo que pasó. Mourinho muestra que es un hombre pequeño. Un pequeño hombre. Le conozco muy bien en el pasado. Era un hombre pequeño en muchas circunstancias, es un hombrecillo en el presente y seguro que será un hombrecillo en el futuro. Mourinho es esto. Ya criticó a Ranieri por su dominio del inglés en su momento y luego se puso una camiseta en solidaridad con él. Es una persona falsa", afirmó el entrenador italiano.

Ahora, parece que ha empezado una tregua. Que puede terminar el próximo 25 de febrero cuando el Chelsea visite Old Trafford. Habrá que estar atentos.


 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil