El Tottenham paga cara su falta de efectividad

Los de Mourinho recibieron el empate en el descuento y de penalti

Bale y Reguilón vieron el encuentro desde la grada

Lo que es el fútbol. De nada sirve dominar un partido durante 95 minutos si en el 96' cometes unas manos dentro del área que te terminan condenando. Y así fue. El Tottenham, que no sufrió ni un solo segundo, vio como Wilson igualaba desde el punto de penalti en la última jugada de partido el tanto inicial de Moura. Los londinenses, netamente superiores, perdieron dos puntos y siguen sin conocer la victoria en casa.

Francesc Ripoll

FICHA TÉCNICA

Premier League

TOT

1-1

NEW

Tottenham

Lloris; Doherty, Davinson, Dier, Davies; Hojbjerg, Winks, Lo Celso (Ndombele, 77'); Lucas Moura (Lamela, 79'), Kane, Son (Berwijn, 46').

Newcastle

Darlow; Manquillo, Lascelles, Fernández, Ritchie (Lewis, 69'); Hendrick (Murphy, 74'), Shelvey, Hayden, Almirón (Carroll, 77'); Joelinton, Wilson.

Goles

1-0 M.25 Lucas Moura. 1-1 M.96 Wilson.

Árbitro

P.Bankes. TA: Winks (96')/ Shelvey (44'), Joelinton (53'), Lewis (82'), Hayden (90').

Incidencias

Partido disputado en el Tottenham Hotspur Stadium

Los 'Spurs' no estaban por tonterías. Querían ir al grano y así lo hicieron. Suerte tuvieron las urracas de su portero en los primeros compases, pues Darlow salvó a los suyos hasta en tres ocasiones en lo que era un apabullante dominio local. Un monólogo donde el Tottenham buscab, poco a poco, la combinación para abrir el candado 'magpie'. Y al final, de una combinación realizada por la dupla de moda, Kane - Son, nació el primero de la tarde. El coreano habilitó al inglés, que con el traje de asistente, le regaló el gol a Lucas Moura.

El frenético ataque londinense no cesó tras el tanto Son, en estado de gracia, se topó con la madera hasta en dos ocasiones, con fuertes disparos desde la frontal del área. Lo raro era que la distancia en el luminoso fuese mínima. Todo eso, ante un Newcastle indefenso y que prácticamente no inquietó la portería de Lloris. 

Cambió el ritmo del encuentro tras el receso. El Tottenham parecía sentirse cómodo en su ligera ventaja, dominando el control del balón y negando culquier intento 'magpie' de aproximarse al área contraria. Solo Kane, con un par de oportunidades, tuvo cerca el gol. Y al final lo terminó pagando. En el descuento, Dier desvió con el brazo un testarazo de Carroll y tras revisarlo con el VAR, el árbitro señaló la pena máxima. Wilson no perdonó y castigó la falta de 'punch' de los locales. Jarro de agua fría.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil