Toda la historia de la sanción de la UEFA al Manchester City

Estos son los motivos por los cuales la UEFA ha decidido excluir al Manchester City de la Champions League

La investigación se inició en 2018 tras unos e-mails publicados por Football Leaks que pusieron en entredicho las cuentas del club

 En estas declaraciones de mayo de 2019, el técnico catalán defendía a su club de las acusaciones de haber roto el fair play financiero | Perform

La bomba estalló poco después de las siete de la tarde, justo cuando la UEFA emitió el comunicado: el Manchester City será excluido de las próximas dos ediciones de la Champions League (2020-2021 y 2021-2022), además de recibir una multa de 30 millones de euros. El motivo: romper las normas del Fair Play Financiero (FFP), tras concluir una investigación que la propia institución inició en 2018, y que culmina con el castigo más severo desde la creación del reglamento.

Pol Ballús

El Manchester City, evidentemente, no está satisfecho. Durante los últimos meses fuentes del club mantenían la confianza de poder demostrar su inocencia. Los celestes llevarán el caso al Tribunal de Arbitraje Deportivo, aún con esperanzas de modificar la sentencia. No sería extraño ver más giros de guión en el tema. La realidad, sin embargo, es que esto supone por ahora un golpe muy duro el proyecto del club, que vive el mejor momento deportivo de sus historia con Pep Guardiola al mando del equipo.

 Los inicios del caso

Para entender de donde viene la sanción que ha recibido el Manchester City nos tenemos que remontar a finales de 2018. Fue cuando el medio alemán Der Spiegel, a través de su plataforma Football Leaks, reveló unos e-mails que culpaban al City de exagerar los ingresos en sus balances entre 2012 y 2016. Un dato muy relevante con la normativa actual, ya que el FFP limita el gasto de los clubes dependiendo de sus ingresos. Cuanto más altos sean, mayor es la inversión potencial.

La UEFA abrió inmediatamente una investigación. Los documentos publicados por Der Spiegel acusaban al Manchester City de computar unas ganancias excesivas en el patrocinio de Etihad. La aerolínea, controlada por el propio jeque del Manchester City, era el sponsor de la camiseta del club, del nombre del estadio y de la academia. En la campaña 2015-2016, el valor del patrocinio de cifró en 67,5 millones de libras anuales. Los e-mails filtrados en Football Leaks sugerían que tan solo ocho de esos millones provenían directamente de Etihad, y que el resto serían financiados por el propio jeque del club, Sheikh Mansour bin Zayed Al Nahyan, miembro de la familia real de Abu Dhabi.

Primera reacción del Manchester City

Desde la publicación de los documentos filtrados en 2018, el City negó rotundamente las acusaciones. El club acusó a Der Spiegel de publicar material robado, hackeado u obtenido de forma ilegal, además de hacerlo sin contextualizar. El medio alemán trató de proteger su fuente sin revelar su identidad, y asegurando que no obtuvo la información hackeando correos electrónicos.

A los pocos días que la información saliera a la luz, se acabó descubriendo la fuente. Se trató del periodista portugués Rui Pinto, que está acusado en su país de 147 delitos, incluyendo hackeos o delitos informáticos. Dichas acusaciones se refieren a casos con clubes portugueses u otras instituciones, no a las filtraciones sobre el Manchester City.

La resolución final

En mayo de 2019, la UEFA dio un paso más en todo el proceso comunicando que encontró irregularidades en la información analizada. El Manchester City volvió a salir al paso de las acusaciones, afirmando que se estaban “ignorando una gran cantidad de pruebas irrefutables” a su favor con el fin de que la UEFA pudiera aplicar un castigo implacable.

En Inglaterra se especulaba con una resolución final mucho antes de la sucedida. De hecho, la falta de sentencia en el mes de diciembre hizo especular a parte de la prensa nacional que todo apuntaba a un castigo sin sanción. Al final, todo lo contrario. La institución ha querido aplicar un serio correctivo para defender un reglamento que muchos daban por inútil.

¿Afectación en la Premier League?

Si finalmente el Manchester City no puede participar en la próxima edición de la Champions, y finalmente acaba entre los cuatro primeros como todo apunta que sucederá, ¿qué equipo acabaría yendo a la máxima competición continental? La respuesta es clara: el quinto clasificado. Así lo certifican las normas de la FA, la federación inglesa.

La sanción también podría tener efectos para los celestes en la liga. Según publicó ‘The Independent’, el Manchester City podría perder puntos de la actual Premier League por la sanción de la UEFA. Saltarse las normas del Fair Play Financiero también representa un incumplimiento de la reglamentación en competiciones nacionales. La misma información asegura que, según fuentes de la Premier, una deducción de puntos al City es “altamente probable”.

Manchester City-UEFA, una relación turbulenta

No es la primera vez que los ‘sky blues’ son sancionados en relación al Fair Play Financiero. En 2014, la UEFA ya castigó al City con una multa de 49 millones de libras, y limitándole el gasto en fichajes hasta 2015. La decisión marcó el precedente de una turbulenta relación entre club y institución, y también se ganó la desaprobación de los fans. Por este motivo, la grada del Etihad Stadium, hasta el día de hoy, sigue silbando el himno de la Champions League en cada duelo europeo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil