La revolución que prepara el Arsenal

La revolución que prepara el Arsenal

Saka, celebrando un gol en el Emirates Stadium
Saka, celebrando un gol en el Emirates Stadium  | Facundo Arrizabalaga / EFE

Los gunners quieren volver a dominar en el fútbol británico de la mano de un equipo repleto de talento joven e ilusionante

Con Mikel Arteta al frente del proyecto deportivo, jugadores como Odegaard, Smith Rowe, Saka o Vieira marcan el camino

El Arsenal de Mikel Arteta quiere volver a estar entre los mejores. Superado el margen de transición tras la salida de Arsène Wenger, el equipo del Norte de Londres apuesta por la juventud para confirmarse en la Premier League y regresar al escenario europeo.

Los gunners, que la temporada pasada fueron de menos a más y se quedaron a las puertas de regresar a la Champions League, tienen una idea clara sobre cómo volver a dominar y los nombres de jugadores como Martin Odegaard, Bukayo Saka, Emile Smith Rowe o Fábio Vieira responden a una premisa concreta: potenciar el talento precoz y edificar las bases de un futuro más que ilusionante.

Así lo ha confirmado el técnico español, Mikel Arteta, en más de una ocasión: "Sabemos a dónde tenemos que ir y no vamos a parar. Tenemos que dar un salto al siguiente nivel: este verano es más importante que el anterior". El vasco es la cabeza visible de la línea que traza la dirección deportiva en su política de fichajes, que en los prolegómenos del mercado ha firmado a Fábio Vieira (22), Marquinhos (19) y pugna por Gabriel Jesús (25) y Lisandro Martínez (24).

El proyecto de la temporada 2022/23 no partirá, eso sí, desde la posición más privilegiada: un cierre nefasto con una única victoria en las tres últimas jornadas le negó las puertas de la mejor competición continental. La derrota (3-0) ante el Tottenham hizo saltar todas las alarmas, pero el tropiezo (2-0) ante el Newcastle en la penúltima fecha desterró a un equipo que terminó 5º y no pudo celebrar el St. Totteringham's Day. El equipo de Antonio Conte le pasó en última instancia para terminar 4º y sellar el último billete al tren de Champions.

Sea como fuere, lo cierto es que Mikel Arteta ha devuelto al equipo a competiciones europeas, donde la temporada pasada no pudo participar por primera vez desde 1995. El equipo londinense quedó muy alejado de la cabeza y su crisis deportiva se confirmó de la peor manera posible: tras 19 temporadas seguidas en Champions League (1998-2017), los gunners no aparecían en ningún bombo de los tres campeonatos continentales. La próxima campaña lucharán en la Europa League, donde irrumpen como uno de los candidatos tras alcanzar las semifinales en la edición 2020/21, apeados por el Villarreal, que a la postre sería campeón por primera vez en su historia.

La base rebosa talento y juventud

Más allá de los últimos movimientos, la realidad del Arsenal es que posee una plantilla especialmente joven. A falta de configurar al 100% el equipo que competirá en la próxima temporada, los londinenses tienen uno de los vestuarios más jóvenes en las islas británicas con una media de edad de 24.5 años, además de que los cimientos están íntegramente compuestos por futbolistas con recorrido por delante.

Mikel Arteta, técnico del Arsenal

| Glyn Kirk

El tercer equipo más laureado en la historia de la liga inglesa tiene nombres de la talla de Ramsdale (24), Ben White (24), Tierney (25), Nuno Tavares (22), Lokonga (22), Odegaard (23), Smith Rowe (21), Martinelli (21) o Nketiah (23) que están destinados a sostener el proyecto en los próximos años y cuyo potencial es altamente esperanzador.

El club tuvo un éxito evidente en los primeros compases del siglo XXI, con un título de Premier League en la temporada 2003/04 y una final de Champions League en la edición 2005/06. El Barça de Ronaldinho le privó de un título que habría sido más que gratificante para una generación irrepetible de futbolistas como Henry, Pires, Viera, Ljunberg o Bergkamp, entre otros.

Precisamente aquel título de liga inglesa supuso un hito histórico en el fútbol británico: el Arsenal de Arsène Wenger se convirtió en el segundo equipo en firmar una temporada inmaculada junto al Preston North End en 1880. 26 victorias, 12 empates y ninguna derrota en una campaña que ya forma parte del ideario colectivo de todo hincha del conjunto del Norte de Londres.

Temas