Sport.es Menú

El resurgir de Adama Traoré

El ex de La Masia vivió una de las mejores tardes de su carrera con sus dos goles ante el City de Guardiola

A sus 23 años, el extremo se muestra satisfecho tras encontrar su sitio en el Wolverhampton

Adama, tras su partidazo en el Etihad
Adama, tras su partidazo en el Etihad | sport

Nacido en La Maternitat, criado en L’Hospitalet y formado en la cantera del Barça, Adama Traoré vivió una de las mejores tardes de su carrera el domingo en el Etihad Stadium. Suyos fueron los dos goles que permitieron al Wolverhampton tumbar al Manchester City de Guardiola.

Pol Ballús

“Todo el equipo realizó un trabajo espectacular. Por supuesto sabíamos que no era fácil y hemos seguido nuestro plan. Fuera del campo el cuerpo técnico y médico nos ha ayudado mucho. Veníamos de jugar Europa League, por lo que no era fácil. El club ha trabajado muy bien para que llegáramos en la mejor forma”, declaró el extremo tras la victoria.

Adama dejó La Masia en 2015 para fichar por el Aston Villa, que pagó cerca de 10 millones de euros por él. Las cosas no le fueron de la mejor manera en Birmingham, por lo que acabó firmando por el Middlesbrough. Despuntó en su segunda temporada con los norteños, siendo pieza clave del equipo marcando cinco goles y repartiendo 12 asistencias. Un rendimiento que le valió para que el Wolverhampton, el verano de 2018, pagara 18 millones de libras por él.

“He pasado por muchos momentos, tanto en Inglaterra como en el Barça, y todo esto me hace tener más experiencia, y al final ser mejor jugador”, razonó el jugador. Durante su primera temporada en los Wolves, pese a ser el gran fichaje del verano, acabó sin tener la presencia que muchos esperaban. Un año más tarde, su rol en el equipo ha cambiado. Acumula un total de 14 partidos, con 2 goles y 4 asistencias.

“He trabajado mucho con Nuno durante esta temporada, tanto defensiva como ofensivamente. Creo mucho en el míster, y se que él también”, valora Traoré, que se ha convertido en un multiusos para su técnico. En el Barça destacaba por su gran velocidad como extremo, su posición natural, pero Nuno Espirito Santo le ha encontrado nuevas funciones. Contra el City arrancó como carrilero, posición donde está jugando mucho en la presente campaña, y acabó marcando diferencias en el Etihad cuando lo ubicó como delantero centro.

“Me adapto a lo que me pido el míster. Puedo rendir en las tres posiciones”, declaró. No habló con Pep Guardiola tras el partido, aunque no esconde su admiración hacia a él. Como tampoco lo hace con el buen recuerdo que tiene de La Masia: “Mi etapa en el Barça siempre estará allí, tengo un gran recuerdo, pero a partir de allí tengo que trabajar día a día como estoy haciendo”. Y las cosas, ahora mismo, no le van mal.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil