Sport.es Menú

La Premier se rinde al Chelsea

Gary Cahill le dio la victoria en el minuto 87 sobre un peleón Stoke City

El equipo de Conte no brilla... Pero tampoco perdona y ya se ve campeón

El 0-1 para el Chelsea lo marcó Willian sorprendiendo a la defensa y portero del Stoke City
El 0-1 para el Chelsea lo marcó Willian sorprendiendo a la defensa y portero del Stoke City | sport

Al Chelsea de Antonio Conte nadie le tose en la Premier y, mejorando los números del último campeón dirigido por José Mourinho hace dos temporadas, se dirige imperial y sin oposición hacia el título. este sábado superó con mucho trabajo a un contestón Stoke City, que le igualó de penalti el 0-1 y no sucumbió hasta la recta final, cuando Cahill respondió a su pifia dándo el triunfo al líder.

FICHA TÉCNICA

Premier League

Stoke City

1-2

Chelsea

Stoke City

Grant, Bardsley, Shawcross, Martins Indi, Pieters, Joe Allen, Cameron, Walters, Sobhi (Crouch 92'), Arnautovic y Berahino (Diouf 61').

Chelsea

Courtois, Azpilicueta, David Luiz, Cahill, Marcos Alonso, Matic (Loftus-Cheek 82'), Kanté, Moses (Cesc 70'), Willian (Zouma 88'), Pedro y Diego Costa.

Goles

0-1 M. 13 Willian. 1-1 M. 38 Walters de penalti. 1-2 M. 87 Cahill.

Árbitro

Anthony Taylor. Amonestó a Joe Allen, Diego Costa, Pieters, Martins Indi, Cesc y Cameron. Expulsó (95') a Bardsley por doble amonestación.

Campo

Bet365 Stadium. 27.724 espectadores.

Gary Cahill fue el protagonista por duplicado, para lo malo primero y lo bueno después, en el triunfo del Chelsea. A los 37 minutos provocó un penalti estúpido que castigó a su equipo robándole la ventaja en el marcador... Y en el minuto 87 remachó un balón perdido en el área para conseguir la victoria.

Al equipo blue le ocupó 13 minutos abrir el marcador, gracias a una falta lateral que Willian convirtió el gol con un sorprendente disparo al primer palo al que no tuvo tiempo de reaccionar Lee Grant. Cómodo y mandón, el líder no cerró por la vía rápida el partido y entre las broncas de Diego Costa y el gol anulado a Martins Indi se descentró... Pagándolo caro.

En pleno agobio, tan inesperado como ilógico, a Gary Cahill no se le ocurrió otro disparate que empujar de manera cómica e innecesaria a Walters, provocando un penalti que el propio delantero irlandés transformó para igualar el marcador y alcanzar el descanso con un empate sorprendente.

Un único disparo a puerta le había bastado al equipo de Mark Hughes para frenar al Chelsea, que reapareció en el segundo tiempo más estirado y decidido, pero que se fue estrellando sin remedio ante la buena defensa local. La entrada de Cesc mejoró las prestaciones ofensivas del equipo de Antonio Conte... Pero le ofreció al Stoke la ocasión de contragolpear con más peligro.

Y cuando se adivinaba el empate final, un balón colgado al área de Grant no fue ni rematado ni despejado, llegando al pie de un Cahill que se hizo perdonar el error de la primera mitad remachando a la red. 1-2 y victoria, otra, de un Chelsea al que nadie es capaz de frenar y cabalga hacia el título sin remisión.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil