Polémico 'pinchazo' del Liverpool

Los de Klopp se dejaron dos puntos ante el Brighton en el tiempo de descuento

El VAR señaló un dudoso penalti a favor del cuadro 'seagull'

Francesc Ripoll

Aplaudía y sonreía irónicamente Klopp cuando el árbitro señaló, tras consultar el VAR, un penalti que permitió al Brighton igualar el tanto de Diogo Jota y empatar a uno el encuentro. Una indignación acentuada por un gol anulado de forma milimétrica, también a instancias del videoarbitraje, a Mohamed Salah. Todo esto traerá cola y generará el enésimo debate sobre este nuevo fútbol, pero sea como sea, el Liverpool se dejó dos puntos en el Amex Stadium y cierran una semana 'horribilis' tras la derrota europea ante el Atalanta.

FICHA TÉCNICA

Premier League

BHA

1-1

LIV

Brighton

Ryan; Veltman, White, Dunk, Webster, arch; Bissouma, Gross; Maupay (Trossard, 26'), Welbeck, Connolly (Lallana, 63', (Jahanbakhsh, 71')).

Liverpool

Alisson; Williams (Henderson, 46'), Phillips, Fabinho, Robertson; Milner (Jones, 74'), Wijnaldum; Minamino, Firmino, Jota; Salah (Mané, 64').

Goles

0-1 M.60 Jota. 1-1 M.93 Gross.

Árbitro

S. Attwell. TA: Veltman (60'), White (83') / Alisson (93').

Incidencias

Partido disputado en el Amex Stadium.

Parecía que el Liverpool iba a dominar todas las facetas del juego. Salió con la sexta marcha puesta, controlando el encuentro y sin dejar opciones al Brighton, al que le duraba muy poco el balón en los pies. Nada más lejos de la realidad, pues el conjunto 'seagull' no tardó en despertar. Connolly, un auténtico dolor de cabeza para la zaga 'red', perdonó un mano a mano ante Alisson. Y poco después, provocó un penalti que Maupay mandó fuera. Dos errores clamorosos que pudieron pagar caro si no fuese porque el VAR anuló por milímetros un gol a Salah, que volvía tras superar el coronavirus. 

A Klopp no le gustaba lo que estaba viendo. Y decidió mover ficha. Cambió a Williams (que provocó la pena máxima) para meter a Robertson. El guion era similar al de la primera mitad, hasta que apareció Diogo Jota. El revulsivo. Una de las sensaciones de la Premier. Tras una jugada colectiva, recibió, condujo y disparó en el momento exacto y al lugar exacto. Tiro sutil para desatascar un partido que se le estaba trabando al Liverpool. Supo sufrir el conjunto 'red', al que se le anuló un segundo gol a instancias del VAR y vio como Milner se unía a la interminable lista de lesionados. Las malas noticias no terminaban aquí. Penalti en el descuento y Gross certificaba el empate del 'Pool', que puede perder el liderato. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil