La plantilla del Chelsea quiere echar a Cesc Fàbregas

La plantilla del Chelsea quiere echar a Cesc Fàbregas

Los jugadores del Chelsea no quieren a Cesc
Los jugadores del Chelsea quieren que Cesc siga los pasos de Mourinho | AFP

Cesc Fábregas podría tener las horas contadas en el Chelsea, donde es señalado por sus compañeros como uno de los responsables de la crisis que se vive en el equipo.

De acuerdo a una información difundida por The Times, el centrocampista catalán tiene muchas opciones de abandonar Stamford Bridge en este próximo mercado de invierno, una solicitud que los pesos pesados de la plantilla del Chelsea habrían trasladado Roman Abramovich como condición indispensable para recuperar la armonía en el vestuario.

La información apunta a que Cesc es acusado de ser "conflictivo" y que habría traicionado la confianza de varios de sus compañeros ante Jose Mourinhodespedido el jueves, por lo que exigirían al dueño del club su inmediata marcha.

La salida del entrenador portugués fue recibida con alegría por la mayor parte de la plantilla, cuya relación con Mou era más que tirante desde hace algunos meses, pero, a la vez, ha colocado en el escenario otro problema: el día a día entre los propios futbolistas.

Según el medio británico, la relación entre Cesc Fábregas y la mayor parte de sus compañeros es prácticamente inexistente a nivel personal y desde hace algunas semanas profesionalmente es muy tiranteThe Times saca a colación lo ocurrido en un entrenamiento, aún con Mourinho, en el que el catalán realizó una entrada "durísima" a un joven del equipo sub'21 del Chelsea y que desembocó en un grave conflicto.

Ante la mirada despreocupada del entrenador portugués, varios jóvenes del segundo equipo se encararon con Cesc, al que sus propios compañeros recriminaron la acción. De hecho, varios jugadores con claro ascendente en el vestuario acusan al ex jugador del Barcelona, que llegó en el verano de 2014 por 33 millones de euros, de falta de compromiso con el club.

De hecho, Cesc ha sido el único futbolista en mostrar sin disimulo su pesar por el despido de Mourinho. Ahora podría ser él quien siguiera los pasos del entrenador portugués y abandonase el Chelsea. Sus compañeros, de acuerdo a lo publicado, lo desean.