Mourinho: "Sigo siendo el mejor"

Tras caer ante el West Ham, el portugués afirmó que “mis métodos siguen siendo los mejores del mundo”

Mou defiende que su Tottenham "no está en crisis", pese a caer hasta la novena plaza de la Premier

Son y Mourinho, en un partido del Tottenham
Son y Mourinho, en un partido del Tottenham | AFP

El día en el que Jose Mourinho fue presentado como nuevo entrenador del Tottenham, afirmó que veía en el club una plantilla capaz de ganar la Premier. No en su primer curso al cargo, con el equipo hundido en la tabla a media temporada, pero sí tras su primera campaña completa desde el arranque.

 

No es arriesgado decir que las cosas no han salido como esperaba. Este debía ser su año, pero tras la derrota ante el West Ham del pasado domingo los ‘spurs’ han caído a la novena plaza. Han perdido cuatro de sus últimos cinco partidos y no solo están a 23 puntos del líder, sino que les separan, con un partido menos, nueve puntos del propio West Ham, quien marca hoy la frontera de la Champions.

 

Pese a los resultados, Mourinho sigue siendo el mismo. “Mis métodos y los de mi staff siguen siendo los mejores del mundo, sin duda. No me los cuestiono o me los replanteo por nada”, reflexionó minutos después de su última derrota.

 

La realidad es que Mou tiene la peor ratio de victorias de su carrera en los 50 primeros partidos al cargo de un club. Se ha llevado los tres puntos en tan solo el 46% de jornadas jugadas con los ‘spurs’, empeorando el 52% que registró en el United. La mejor marca, el 78% de triunfos (39 victorias en 50 partidos) que obtuvo tanto en el Porto como en su primera etapa en el Chelsea y en el Real Madrid.

 

Datos a parte, el técnico portugués no quiere definir su momento como una crisis: “No se a lo que os referís por crisis. Si significa frustración y tristeza en el vestuario, creo que sí porque nadie está contento y creo que lo demostramos. Pero los grupos están en crisis cuando no están juntos ni luchan por el mismo objetivo. No es el caso aquí. Por esto no diría crisis, diría mala racha”. Una “no crisis” que Mou deberá empezar a remediar sellando su pase en la Europa League, y ganando la próxima jornada contra el incómodo Burnley de Sean Dyche.

Bale se reivindica

 

Si Mourinho puede sacar algún mensaje positivo de su última derrota, desde luego puede ser la mejora de Gareth Bale. Una semana después de atizarle en rueda de prensa tras publicar una polémica foto en Instagram, Mou dio minutos al galés, y los ha aprovechado.

 

Bale sirvió la asistencia del gol ante el West Ham a Lucas Moura, y minutos después mandó un trallazo al palo que bien pudo empatar el partido. Días antes, brilló en la Europa League con un gol y una asistencia ante el Wolfsberger austríaco.

 

“Tras un turbulento inicio, ahora parece preparado. Se ha esforzado para recuperar la forma y Mourinho debe ponerlo”, se afirmaba en The Times sobre el momento del galés, que puede convertirse en el bote salvavidas de Mou.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil