El Milwall se carga al Leicester en la FA Cup

El equipo de Londres, de tercera, derrumbó a los de Ranieri, hundidos en la depresión

Ni la entrada de Vardy evitó otra debacle en vísperas de su visita de Champions a Sevilla

Okazaki tuvo el 0-1 en el minuto 80. Falló y el Lester lo acabó pagando con la eliminación
Okazaki tuvo el 0-1 en el minuto 80. Falló y el Lester lo acabó pagando con la eliminación | sport

El Milwall se metió en los cuartos de final de la FA Cup al ritmo de Staus Quo, con la hinchada de la Guarida desatada y asaltando el césped para celebrar una tarde de esas que no se olvidan, después de eliminar al Leicester en el minuto 90, jugando más de 40 en inferioridad y provocando otra de las sorpresas de un sábado espectacular.

El equipo de Ranieri sumó así nueva decepción en su terrible temporada doblando la rodilla frente a un rival aguerridoduro y peleón que le frenó en Londres, en el conocido como uno de los estadios más temibles de Inglaterra, con una hinchada tan entregada a los suyos como peligrosa en ocasiones para los rivales... Y que disfrutó a lo grande de su gesta.

Agobiado por su realidad en la PremierRanieri presentó un once totalmente inédito en The Den, dando entrada mediada la segunda mitad a Albrighton y en la parte final a Vardy con el objetivo de buscar una victoria más necesaria por el prestigio que por otra cosa y que pudiera provocar un respiro en el deprimente momento que se adivina en el campeón de Liga.

Los Lions marcaron en el minuto 90 ante el desespero de Ranieri

El Lester dominó, dobló la posesión a los Lions, remató una veintena de veces, aunque solo en cuatro con peligro evidente, y tuvo, en el minuto 80, la victoria en las botas de Okazaki, quien se estrelló ante Jordan Archer poco antes de que el meta volviera a salvar a su equipo... Para que después estallará la euforia en las gradas.

Cuando el 0-0 se contemplaba como un mal menor para los foxes, un balón rebotado llegó al área de Zieler Shaun Cummings lo controló con el corazón de todo el estadio, entre tres rivales se revolvió con el alma, sin potencia pero fortuna, remató de manera extraña... Y marcó.

La hinchada local celebró el triunfo invadiendo el campo al ritmo de Status Quo

La cara de Ranieri en la banda llamaba la atención tanto como los cánticos de los hinchas en la grada y los gestos desatados de Neil Harris, el entrenador local, leyenda del club desde su época de futbolista y que a la conclusión y ante la invasión de campo de los espectadores no decidió marcharse... Si no celebrarlo abrazado a todo el que se le acercaba, tal como los futbolistas en el campo.

Y mientras, los futbolistas del Leicester se iban con la mirada perdida y entre la incredulidad de sus aficionados, que viven la peor resaca que podían sospechar después de conquistar la gloria en mayo de 2016. Preparándose para su duelo de Champions frente al Sevilla, el Lester no pudo tener peor día.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil