Mané reduce al Chelsea y sentencia a Kepa

El Liverpool impuso su ley en Stamford Bridge, en un partido marcado por la expulsión de Christensen antes del descanso

Dos goles de Mané, y un grave error de Kepa bajo palos, decidieron un partido en el que debutó Thiago como 'red'

Si el Chelsea quería dar un paso adelante y sentarse en la misma mesa que Liverpool y Manchester City, le queda mucho trabajo por hacer. Los de Lampard fueron domados en su casa por el Liverpool de Klopp. Definió el partido marcado la expulsión de Christensen. Se quedaron con diez hombres los ‘blues’ antes del descanso, y cuando el Liverpool ve sangre no perdona. El ejecutor fue Sadio Mané, con un doblete en cuatro minutos tras la reanudación, que hundió la moral del Chelsea.

FICHA TÉCNICA

Premier League

CHE

0-2

LIV

Chelsea

Kepa; James, Christensen, Zouma, Alonso; Kanté, Jorginho (Barkley, 79¿), Kovacic (Abraham, 79¿); Mount, Havertz (Tomori, 46¿), Werner.

Liverpool

Alisson; Alexander-Arnold, Fabinho, Van Dijk, Robertson; Keita (Milner, 64¿), Henderson (Thiago, 46¿), Wijnaldum; Salah, Firmino (Minamino, 86¿), Mané.

Goles

0-1 M.50 Mané; 0-2 M.54 Mané.

Árbitro

Paul Tierney. TR: Christensen (45¿).

Estadio

Stamford Bridge.

No solo sentenció el partido Mané, seguramente también el futuro de Kepa. El portero español cometió un error gravísimo en el segundo gol. Dudó en la salida de balón y de tanto esperar chocó con la presión de Mané. El africano le robó la cartera y guardó a la red su segundo tanto. Parece que el Chelsea tiene ya cerrado el fichaje de Mendy, portero del Rennes, y se anunciará en los próximos días. Kepa, en la rampa de salida.

SIN NOTICIAS DE HAVERTZ

Antes del torbellino de Mané, la primera parte dejó pocos acontecimientos. Tuvo más el balón el Liverpool, sin generar peligro. Mientras, el Chelsea vivía en ataque de los chispazos de Werner, bien marcado por FabinhoHavertz pasó desapercibido. El alemán de los 75 millones de euros no acaba de encontrar su sitio. Tras 45 minutos de tanteo, el choque se desequilibro en un desmarque de Mané recogió un servicio al espacio, y cuando se plantaba solo ante Kepa, Christensen lo placó al suelo. Tras revisarlo con el VAR, Paul Tierney expulsó al central.

DOBLETE EN CUATRO MINUTOS

Con 0-0 en el intermedio, y superioridad numérica, Klopp apostó por Thiago. Debutó el español para dar más clarividencia en la segunda mitad, y el efecto fue inmediato. A los cinco minutos, con el Chelsea encerrado, Mané cazó cual ratón en el área un centro de Firmino. Su cabezazo inapelable rompió el cerrojo local, y empezó por derrumbar los ánimos ‘blue’.

Segundos después llegaría el error de Kepa, el segundo de Mané y un segundo tiempo de trámite del Liverpool. Solo tambaleó para los de Klopp cuando Thiago cometió un penalti sobre Werner. El incendio lo apagó Alisson, que paró la pena máxima de Jorginho para dejar claro al Chelsea que aún les queda camino para estar entre los mejores.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil