El Leicester finiquita la Premier

Los de Brendan Rodgers ganaron a un United repleto de suplentes e hicieron campeón al Manchester City

Los goles de Thomas y Soyuncu contrarrestaron el empate de Greenwood. El Leicester sigue soñando con la Champions

El ganador de la Premier League se decidió en Old Trafford, en este caso para disgusto del Manchester United. El triunfo del Leicester City en el Teatro de los Sueños convirtió en nuevo campeón de Inglaterra al Manchester City de Pep Guardiola, que recupera el trono un año después. Son tres Premier League de las últimas cuatro y cinco en la última década para el bando azul de Manchester.

FICHA TÉCNICA

Premier League

MUN

1-2

LEI

Manchester United

De Gea; Wan-Bissaka, Bailly, Tuanzebe, Telles; van de Beek, Matic; Amad Traore (Bruno Fernandes, M.79), Mata, Elanga (Rashford, M.66), Greenwood (Cavani, M.66).

Leicester City

Schmeichel; Castagne, Fofana, Soyuncu, Thomas; Albrighton, Tielemans, Ndidi, Ayoze (Maddison, M.65); Vardy (Choudhoury, M.80), Ihenacho.

Goles

0-1 M.10 Thomas; 1-1 M.15 Greenwood; 1-2 M.66 Soyuncu.

Árbitro

Craig Pawson. Sin tarjetas.

Estadio

Old Trafford.

 

Los aficionados del ‘citizens’ empezaron a ser optimistas al ver el once de Solskjaer. Ante el ataviado calendario que les espera, con otro partido de liga en tan solo dos días ante el Liverpool, el técnico noruego salió con la segunda unidad. Bailly-Tuanzebe en defensa, Matic y Van de Beek en la sala de máquinas y Mata acompañando a tres adolescentes en ataque: Elanga, Greenwood y Amad. Brendan Rodgers, en cambio, no estaba para reservas.

 

El Leicester salió con todo y lo dejó claro a los diez minutos, cuando el carrilero Thomas marcó uno de los goles de la semana, convirtiendo una internada y centro de Tielemans en una tremenda volea. Limpió la escuadra de De Gea, impotente mientras la tarda se les empezaba a complicar.

 

Para su respiro, Greenwood prolongó su estado de gracia para igualar la contienda. Recibió una dejada de Amad para culebrear y finalizar con un derechazo cruzado. El empate aún no dejaba visto por sentencia el título de liga, pero la solución definitiva la puso Soyüncü en la segunda mitad.

 

Justo cuando Solskjaer recurrió a Rashford y Cavani para ir a por el partido, el Leicester atizó con un golpe de realidad. El central turco se zafó de la marca de Rashford en un córner para cabecear a la red un obús que finiquitó la Premier.

 

En el tramo final entró Bruno Fernandes, que dispuso de un tiro desviado para igualar, aunque Tielemans pudo haber hecho la herida más grande en una franca ocasión para sentenciar. Al final no hizo falta. El Leicester cumplió con su objetivo, y Guardiola celebra otra Premier League.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil