El infierno de Mourinho

El técnico del Manchester United está viviendo un calvario desde su llegada a Old Trafford
El técnico del Manchester United está viviendo un calvario desde su llegada a Old Trafford | AFP

El infierno de Mourinho está en Manchester. Solo y desarmado, el entrenador portugués pierde crédito a toda velocidad y su figura se derrite en el entorno del United.

El 0-2 del Chelsea en Southampton completó el fin de semana de pesadilla en Old Trafford. Transcurridas diez jornadas de la Premier, el Manchester United deambula como alma en pena a ocho puntos del liderato y soñar con el título ya es una quimera.

Una utopía contemplando como no solo está ocho puntos por detrás de un lídersino de tres, y a siete del Chelsea de Conte. Esperar un derrumbe es lícito; confiar en dos, posible; intuir que hasta cuatro ‘rivales’ se despeñen a la vez se aventura tan improbable que nunca ha sucedido en la historia de la Premier League.

El solo diez jornadas de Premier su Manchester United prácticamente se ha despedido de pelear por el título

Y ante este panorama el presente de José Mourinho se ha convertido en un infierno. El Manchester United más caro de la historia es peor que el de Moyes y no mejora a Van Gaal, ha cedido ya 15 puntos en diez jornadas, solo ha marcado 13 goles... Y solo ha ganado uno de los siete últimos partidos, no conociendo la victoria en los últimos cuatro.

El entrenador portugués, que tras ser expulsado durante el descanso del encuentro frente al Burnley se enfrenta a un duro castigo de la FA (se habla de hasta tres partidos de sanciónpierde crédito a toda velocidad en el universo de los diablos rojos, con cada vez más aficionados observando con indisimulada envidia hacia la otra parte futbolística de la ciudad, donde la transformación del City, con sus dificultades y sus decepciones, ofrece un futuro mucho más optimista del que se teme alrededor de Old Trafford.

Mou se siente solo y mientras los fans del United miran con envidia al City... él se refugia en la nostalgia

Cuatro meses después de instalarse en Manchester Mourinho sigue viviendo, solo, en la suite principal del Hotel Lowry y lamenta con un punto nostálgico la soledad que sufre y el “desastre” que es su vida actual alejado de su familia, que mantiene domicilio en Londres.

Lo dejó traslucir en una entrevista a ‘Sky’, donde mostró una imagen muy alejada de la soberbia habitual. Mou es hoy un tipo herido, necesitado de un cariño que teme perder entre la exigente hinchada del ManU y cada vez menos reconocible en su mando del vestuario o agilidad en la dirección.

Se lo dieron todo y no está devolviendo casi nada. Así que no es difícil sospechar que el infierno que Mourinho dice sufrir en Manchester esté resquebrajando una personalidad que en un tiempo no muy lejano pareció intocable.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil