Informe ESTÁS DENTRO

Informe ESTÁS DENTRO

Un 'lío' entre hermanos: ¿Por qué todos alucinan con Jobe Bellingham?

El menor de los Bellingham, Jobe, está cerca de dar su paso a la élite del fútbol inglés

Empieza la carrera por Jobe Bellingham

Así juega Jobe Bellingham

Así juega Jobe Bellingham / Twitter

Iker Lloveras

Iker Lloveras

Dicen que todo queda en familia, y más si se trata de dos hermanos que están cumpliendo un sueño. Surgidos de Stourbridge, una localidad cercana a Birmingham de apenas 60.000 habitantes, Jude nació un 29 de junio del 2003, y Jobe un 23 de septiembre de 2005, exactamente 817 días más tarde. Uno mayor que el otro, pero crecidos en el mismo ambiente de fútbol y con el mismo objetivo de triunfar como futbolistas profesionales. Y vaya si lo está logrando.

Jude, que dio sus primeros pasos en la cantera del Birmingham City y en el primer equipo antes de dar el salto al Borussia Dortmund, vive a sus 20 años su 'clímax' futbolístico en el Real Madrid como uno de los mejores jugadores del planeta en su posición. Jobe, que como su hermano arrancó en Birmingham, no ha sido hasta la presente temporada que ha completado un año natural jugándolo todo en Championship a sus 18 años y con la camiseta del Sunderland. Para el pequeño de los Bellingham, parece que lo mejor aún está por llegar.

¿SE PARECEN?

En lo físico está claro que sí, se parecen, salta a la vista nada más verles posando juntos. El mismo peinado, un rostro de lo más familiar y ambos con una estatura imponente (Jude mide 186 cm y Jobe 191 cm). ¿Pero y en lo futbolístico? Esto emocionará a muchos y asustará a otros pocos: también se parecen. Mucho. Jobe, al igual que Jude, es un centrocampista con alma de atacante, con presencia en la mediapunta y un físico extraordinario que le permite fianlizar las jugadas de ataque.

Jude y Jobe Bellingham, hermanos de sangre

Jude y Jobe Bellingham, hermanos de sangre / Twitter

Aunque los números del hermano mayor son mucho más notorios (23 goles y 12 asistencias por los 7 y 1), Jobe posee la misma elegancia en el juego que tanto hace destacar al 'crack' del Real Madrid. Ah, y tiene el mismo atrevimiento y la misma potencia para el disparo endiablado de media distancia. Sus compañeros le buscan constantemente, y no le pesa el balón en los pies. Tiene 18 años pero aparenta 28, al igual que Jude, que con 20 aparenta 30 por su veteranía.

El mapa de calor de los hermanos Bellingham

El mapa de calor de los hermanos Bellingham / SOFASCORE

Si nos fijamos en los datos, como se ve en la imagen superior el mapa de calor de la temporada (en partidos de liga) de Jobe (izquierda) frente al de Jude (derecha), coincide en que ambos tienen mayor tendencia a recibir en el perfil izquierdo para valerse de su habilidad con el pie derecho con movimientos hacia dentro en su cercanía al área rival para resolver las jugadas. No es casualidad ver a cualquiera de los dos hermanos liderar a Real Madrid o a Sunderland tanto en la creación como en la finalización.

JOBE, CAMINO A LA ÉLITE

Vista la comparación, centrémonos en el futuro de Jobe, que al hermano pequeño siempre hay que 'mimarlo' un poco de más. Tras una primera temporada de presentación en el fútbol inglés, a sus 18 años el joven centrocampista va camino de dar un nuevo salto hacia delante en su carrera. Y es que su enorme rendimiento en la Championship no ha pasado desapercibido entre los clubes de la Premier, que ya se frotan las manos. Con un valor de mercado de 12 millones de euros según 'Transfermarkt' (el de Jude es de 180 millones, pero no está en venta), el Sunderland podrá elegir al mejor postor.

De los clubes que más han sonado últimamente, el Crystal Palace y el Brentford parecen los mejores posicionados. El club del sur Londres, según avanzó Fabrizio Romano, ya está en conversaciones para hacerse con sus servicios. Se habló también de un interés del Dortmund, que buscaría repetir la fórmula. Pase lo que pase, lo que parece seguro es que la próxima temporada Jobe Bellingham no jugará en Championship, y probablemente lo acabe haciendo en la Premier League. Seguro que vemos a Jude visitándole pronto en algún estadio de Inglaterra.