Greenwood señala el camino al United

Dos goles de la perla inglesa, uno de ellos en el 85', deshicieron la resistencia del Burnley en Old Trafford

Rashford brilló para el United y Cavani sentenció en el descuento. Los de Solskjaer siguen presionando al City

Greenwood y Rashford brillaron ante el Burnley
Greenwood y Rashford brillaron ante el Burnley - AFP | AFP

Mason Greenwood tiene tan sólo 19 años, pero le sobra la personalidad para decidir partidos en el Manchester United. Un doblete de la joven perla inglesa finiquitó a un Burnley que estaba resistiendo en Old Trafford, agarrado a su defensa y a un gol de Tarkowski a balón parado, que igualó la diferencia abierta tras un eslalon genial de Rashford.

FICHA TÉCNICA

Premier League

MUN

3-1

BUR

Manchester United

Henderson; Wan-Bissaka, Lindelof, Maguire, Shaw; McTominay, Fred (Cavani, M.45); Pogba, Bruno Fernandes, Rashford (van de Beek, M.84); Greenwood.

Burnley

Peacock-Farrell; Lowton, Mee, Tarkowski, Taylor; Gudmunsson (Rodríguez, M.88), Westwood, Cork, Brownhill (Vydra, M.88), McNeill; Wood.

Goles

1-0 M.48 Greenwood; 1-1 M.50 Tarkowski; 2-1 M.84 Greenwood; 3-1 M.93 Cavani.

Árbitro

Jon Moss. TA: Wan-Bissaka (M.26) / Westwood (M.57), Tarkowski (M.89).

Estadio

Old Trafford. Sin espectadores.

 

Con este triunfo el United sigue presionando al Manchester City, aunque todavía son ocho puntos los que separan a ambos, con 18 por jugar. Aunque estuvieron a punto de dejarse dos puntos, en gran medida gracias al gran trabajo de los de Sean Dyche. Inmersos en la lucha por evitar el descenso, el Burnleu dejó claro que no pondría las cosas sencillas cuando Wood marcó gol en el minuto uno, pero el VAR lo deshabilitó.

 

Solskjaer dio descanso a Cavani, pero recuperó a Rashford para el once. Y el inglés sacó su mejor versión. Fue un demonio desde el carril izquierdo del ataque, chocando contra el gran escudo del Burnley: su defensa. Ben Mee despejó bajo palos un tiro de McTominay en el arranque y Peacock-Farrell bloqueó remates de Pogba y Rashford para que el partido llegara sin goles al descanso. A la reanudación se desataría todo.

 

De nuevo Rashford, desatado, fue quién provocó el incendio. Arrancó una carrera desde el centro del campo en la que no lo frenaría nadie. Tras zafarse de Lowton, el último rival, centró a Bruno Fernandes, que con una calidad superior dejó pasar el balón entre sus piernas. A placer llegó Greenwood al segundo palo para fusilar de zurda.

 

Fue un gol de tiralíneas de los de Solskjaer, que sin embargo tardaron segundos en malograr. A la siguiente acción, el Burnley se bastó con forzar un córner para igualar. Tarkowski se impuso a Maguire en el salto, y batió a un Henderson vendido ante el testarazo.

 

El 1-1 dejó el partido en un ataque constante del United. Los ‘clarets’ se mostraron encantados en tratar de resistir, y justo cuando parecía que lo conseguían se desmoronó todo. A cinco minutos para el final, un disparo de Greenwood desde el vértice del área rebotó en Taylor para envenenar el balón hasta el fondo de la red. Saltó de alegría Solskjaer en la banda, que aún vería como Cavani, saliendo desde el banquillo, ponía la puntilla en el descuento. Resultado perfecto para un United que sigue sin rendirse, y con 11 puntos de margen en el top-4 tiene casi asegurado un billete para la próxima Champions.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil