La final antes de la final

La final antes de la final

Mohamed Salah se considera el mejor del mundo | EFE
| Mohamed Salah se considera el mejor del mundo | EFE

Antes de la Champions, llega la última jornada de Premier con el título en juego para el Liverpool

Klopp confirmó que Salah y Van Dijk mejoran, pero no si jugarán. El City depende de sí mismo para evitar un triplete ‘red’

Como si de un Brexit futbolístico se tratara, Inglaterra se ha separado de la tendencia en otras grandes ligas europeas y se cita a un final frenético este fin de semana. España, Alemania o Francia tienen ya sus campeonatos resueltos y pueden permitirse el lujo de mirar con cierta calma la final de la Champions League, dentro de una semana. Mientras, la Premier League se prepara para explotar el domingo.

Sigue toda la Premier League en exclusiva por DAZN. ¡Suscríbete ahora, tienes un mes de prueba gratis!

El Liverpool de Klopp tiene otra final antes de viajar a París. El gran anhelo de la afición ‘red’, con tan sólo un título en los últimos 31 años, pasa por la liga. Quieren volver a sentirse reyes de su propio país, pero han vuelto a chocar con el Manchester City de Pep Guardiola. A falta de una jornada, los celestes lo tienen en su mano: necesitan ganar al Aston Villa en su casa para ser campeones. Steven Gerrard, técnico de los villanos, puede hacer un favor a su Liverpool. Si consigue rascar algún punto del Etihad, abrirá una ventana para que los de Klopp den la machada ganando al Wolverhampton.

Cero riesgos con Salah

 

La gran duda que existe en Liverpool es la condición física de sus dos grandes estrellas: Mohammed Salah y Virgil Van Dijk. Jürgen Klopp aseguró que hay “buenas señales” con los problemas del egipcio, pero no despejó dudas sobre si jugará: “No vamos a tomar ningún tipo de riesgo. Por lo que respecta al central, por las palabras del técnico se entendió que no jugará este fin de semana, pero que “ha mejorado y dado pasos para volver”.

En el mismo grupo está Fabinho, por el cual no hay dudas sobre su presencia en la final de la Champions, pero para ello quizás debería descansar en la Premier. “La solución ideal sería que todos ellos pudieran tener minutos este domingo, por temas de ritmo, pero algunos quizás no pueden. Haremos lo que podamos”. Los scousers llegarán al choque con poco margen de descanso, tras haber disputado el pasado martes un partido atrasado contra el Southampton.

Pep dio fiesta a los suyos

 

Más descanso ha tenido el Manchester City. Tras empatar la semana pasada ante el West Ham, el equipo tenía semana libre y Pep Guardiola decidió dar tres días de fiesta a la plantilla. El lunes, se reunieron todos en el restaurante Sul Lago de Oldham, cerca de Manchester, donde Fernandinho invitó a comer a la plantilla y todo el personal que trabaja con el primer equipo. El capitán dejará el City este verano tras nueve temporadas y quiso dejar un gesto con sus compañeros.

El equipo volvió a entrenar el jueves, y Pep Guardiola compareció en rueda de prensa el viernes. “Tenemos la opción de ser campeones ganando un partido más. Es un privilegio estar así. Hemos estado en esta situación varias veces como club, así que no hay nervios o ansiedad. Es un partido más y los jugadores saben que, si tienen dudas en algún momento, tenemos que volver al plan de siempre”.

Tras ganar tres Premier League en los últimos cuatro años, Guardiola puede conseguir algo que aún le falta: certificar un título de liga ante su afición. Dos de las tres ligas las ganaron por derrotas del Manchester United, y otra en la jornada final, pero jugando como visitante en Brighton. Se espera un ambiente espectacular en el Etihad, con todas las entradas ya vendidas y una recepción multitudinaria para el autobús del Manchester City en su camino al estadio.