Sport.es Menú

El despido de Conte le costó 30 millones al Chelsea

El italiano batió el récord en indemnizaciones

El club de Stamford Bridge ha cerrado el ejercicio con 90 millones de libras de deudas pese a que Abramovich invirtió 247

Conte ganó una Premier con el Chelsea
Conte ganó una Premier con el Chelsea | AFP

No le salieron demasiado bien las cuentas al Chelsea la temporada pasada. Según el año contable que el propio club facilitó, el conjunto ‘blue’ tuvo unas pérdidas de casi 100 millones de libras durante el curso pasado.

Sport.es

¿La respuesta? Muchas son las posibles causas de ese desequilibrio financiero pero no hay una sola afirmación correcta. Por un lado, el club realizó un gran desembolso en materia de fichajes con las incorporaciones de nombres como Kepa Arrizabalaga, Christian Pulisic, Mateo Kovacic y Jorginho.

Por otro lado, el conjunto de Londres se vio relegado a la Europa League durate la campaña pasada, por lo que vio pasar por un costado los cuantiosos emolumentos generados por la Champions League. Así, ni los casi 250 millones de libras que Roman Abramovich puso de su bolsillo han servido para que el Chelsea termine el año fiscal con un balance equilibrado entre gastos e ingresos. 

Demasiados despidos 

Asimismo, la masa salarial del Chelsea también aumentó en 41 millones de libras en 2019 a pesar de no haber podido jugar la Champions League. A todo esto se une un agravante que Abramovic ha ido implantando desde que se hizo con el Chelsea allá por 2004: el de los despidos.

Ya son varios los técnicos que se han visto obligados a dejar el cargo y los dos últimos han tenido un coste importante, especialmente el de Antonio Conte. 

La marcha de Maurizio Sarri, al que le quedaba un año de contrato, no ha sido tan grave como la del actual técnico del Inter de Milán, cuyo despido costó al Chelsea unos 27 millones de libras (30 millones de euros). Una auténtica burrada. Ya desde los medios ingleses se hablaban de una indemnización récord por romper el contrato que unía a club y entrenador pero finalmente las cuentas revelaron unas cifras extraordinarias.

Desde que Abramovich se adueñó del club londinense, el Chelsea ha pagado más de 90 millones de libras en indemnizaciones por despidos a entrenadores, una millonada que muestra las intenciones del magnate ruso con sus proyectos: o funcionan ya o no hay tiempo que valga.

Se avecinan fichajes 

Pues suerte que no pudieron fichar en las últimas ventanas. La sanción FIFA les privó de ello pero ahora ya tienen licencia para poder incorporar a futbolistas. Muchos han sido y serán los nombres que suenen para reforzar al equipo ‘blue’. Abramovich espera que no tenga que poner tanto dinero para que el club siga adelante. Aun así, y viendo la inflación del mercado, parece que no le va a quedar más remedio. Es lo que tiene pagar y ser propietario de un club. Toca poner dinero.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil