La confesión más dura de Owen: "Fue una tortura"

Sobre su balón de oro, el exjugador ha añadido: "Definitivamente pensé que podría ganar otro"

Así lo ha afirmado el inglés en una entrevista concedida para 'Daily Mail'

Michael Owen, exjugador de fútbol
Michael Owen, exjugador de fútbol | transfermarkt.com

Michael Owen es el último jugador inglés en ganar el balón de oro. Lo hizo en el año 2001, ahora hace dos décadas. Además, lo consiguió con tan solo 21 años, en una temporada en la que con el Liverpool FC, logró ganar el triplete. Por motivo del 20 aniversario, el medio inglés 'Daily Mail' entrevistó al exjugador de Real Madrid, Liverpool o Manchester United entre otros, donde Owen afirmó que "definitivamente pensé que podría ganar otro balón de oro".

"Todavía no sabía que las lesiones me comprometerían tanto (haciendo referencia a una lesión que sufrió a los 19 años y que le dejó claramente secuelas en su carrera). Tenía la mentalidad de uno de los mejores jugadores del mundo, pero mi cuerpo me estaba fallando. Fue una tortura. Pero sé, por dentro, lo bueno que aún podría haber sido". Sin embargo, la lesión le conllevó malas secuelas en el futuro futbolístico de Michael Owen.

Asimismo, el propio jugador inglés considera que su mejor fútbol fue antes de tener la mayoría de edad: "De los 10 a los 17 años, creo que no había nadie en el mundo tan bueno. A los 18 ya estaba marcando goles en un Mundial. A los 21, gané el Balón de Oro. Pero honestamente, estaba mejor a los 19. Fue entonces cuando sufrí una lesión paralizante".

La lesión que le cambió la carrera por completo

Fue en Elland Road, en 1999 cuando se rompió el tendón de la corva. En un partido con el que entonces era su equipo, el Liverpool. "Ojalá hubiera sido una pierna rota", deseaba Owen en la entrevista, viendo cómo esa lesión le afectó 'a posteriori'. "El tendón de la corva en ese entonces no se operaba, solo permitías que se volvieran a unir. Fue un punto de debilidad en mi carrera. Hasta entonces era sólido como una roca, nunca me perdí un partido. Sir Alex Ferguson siempre dice que si hubiera fichado por el United cuando era niño, no habría sucedido", reconoció.

El balón de oro, un título "sin importancia"

Finalmente, Michael Owen también contó cómo se enteró que había ganado el trofeo que lo nombraba como mejor jugador del mundo: "Estaba en el vestuario del Estadio Olímpico a punto de jugar contra la Roma, cuando Phill Thompson me hizo un gesto para que saliera. Gerard Houllier (el entonces entrenador del Liverpool) había estado enfermo pero estaba hablando por teléfono. Dijo: "Esto es un secreto, pero quería darte un impulso: has ganado el Balón de Oro. Estaba emocionado, pero también seré honesto, no sabía muy bien qué era. No fue tan destacado en Ingalterra. Incluso cuando me entregaron el trofeo en Anfield, pensé: ¡Sácalo del campo, estamos a punto de comenzar!", sentenció

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil