El Chelsea cae en Bramall Lane y se complica la Champions

El cuadro de Lampard cuajó un partido muy discreto ante un Sheffield United muy efectivo

McGoldrick, con un doblete, y McBurnie mantienen más que vivo a los 'blades' en la pelea por Europa

Paso atrás del Chelsea en su objetivo de terminar la temporada entre los cuatro primeros. El billete para la Champions se complica tras un muy mal partido de los de Lampard en el feudo de un Sheffield United que por el contrario sigue en un gran estado de gracia y sueña con la Europa League. Los goles de McGoldrick, por partida doble, y de McBurnie hicieron que el cuadro ‘blue’ se fuera de vacío de Bramall Lane y podría terminar la jornada en la quinta posición.

Roger Payró

FICHA TÉCNICA

Premier League

SHU

3-0

CHE

Sheffield United

Henderson; Basham (Jagielka, 68'), Egan, O'Connell; Baldock, Berge (Lundstram, 63'), Norwood, Osborn, Stevens; McBurnie (Mousset, 63')y McGoldrick.

Chelsea

Kepa; Reece James (Hudson-Odoi, 75'); Christensen (Rüdiger, 46'), Zouma, Azpilicueta; Barkley (Loftus-Cheek, 78'), Jorginho, Mount (Marcos Alonso, 46'); Willian, Abraham y Pulisic (Giroud, 66').

Goles

1-0 M. 18 McGoldrick. 2-0 M. 33 McBurnie. 3-0 M. 77 McGoldrick.

Árbitro

A. Marriner. T.A.: Baldock (3').

Incidencias

Bramall Lane. A puerta cerrada.

El Chelsea nunca estuvo cómodo en el partido. Dominó claramente la posesión, pero si esto no se traduce en profundidad es totalmente estéril. Este juego plano contrastó con el de los ‘blades’, que tenían muy claro el guión del partido. No llegaron con asiduidad a las inmediaciones de Kepa, pero cuando lo hicieron fueron letales.

Pasado el cuarto de hora, un volea de McBurnie rebotó en Barkley y James antes de que el meta español la parase como pudo. McGoldrick, cual ratón de área, la empujó a la red. Y quince minutos después, la suerte sí sonrió a McBurnie con un testarazo inapelable. La pared entre O’Connell y Stevens en el costado izquierdo para desarbolar la zaga ‘blue’ fue de libro.

Reece James, con un disparo lejano, fue el único que hizo ensuciarse el mono de trabajo a Dean Henderson. El meta local vivió un partido muy tranquilo, mucho más de lo que esperaba cuando pensaba que hoy le tocaba medirse ante un equipo en forma, con Willian y Pulisic en modo cracks si bien esta tarde pasaron de puntitas por el duelo.

Lampard intentó sacudir al equipo con sus cambios, pero no había manera. El Sheffield ni sufría para defender su 2-0 hasta el punto que lo que terminó llegando fue el tercero. McGoldrick, en otro rechace que cazó en una rápida acción de ataque, ejecutó del todo a un Chelsea que se libró de una goleada aún más sonrojante si Mousset hubiera definido bien en un uno contra uno ante Kepa, que la vio pasar muy cerca del palo derecho.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil