Chelsea: Adiós Lampard.... y hola Tuchel

El equipo 'blue' fulminó al técnico inglés y dará las riendas de su proyecto a Thomas Tuchel

Estos han sido los motivos que llevaron al club londinense a prescindir de su entrenador

Los blue prescinden de Lampard tras 18 meses dirigiendo al equipo | sport

Se acabaron los días de Frank Lampard en el banquillo del Chelsea. La reciente derrota en Leicester ha llevado al club, en menos de dos meses, del liderato a la 9ª plaza de la Premier. Abramovich dijo basta. Lampard ha sido incapaz de sacar rendimiento a la millonaria inversión del club en verano. Más de 250 millones de euros en fichajes para acabar con sus dos grandes apuestas, Werner y Havertz, sin un sitio claro en el once y con cinco goles entre ambos.

Su despido no es una decisión repentina. En los despachos del club hacía semanas que se trabajaba en un relevo, que ya tiene forma y nombre. Thomas Tuchel, técnico alemán recién salido del PSG, es el elegido para reflotar el proyecto de los londinenses. En las próximas horas será oficial.

Luces y sombras de Lampard

 No todo son sombras en el legado de Lampard, ni mucho menos. De hecho, cuajó una primera temporada por encima de las expectativas de muchos. Llegó al banquillo de Stamford Bridge con el club sancionado sin poder fichar, habiendo perdido a su gran estrella Eden Hazard y fuera de la Champions League. Acabó el curso en el top-4 de la Premier League y asentando en el primer equipo una gran generación de jóvenes de la casa. Apostó como nadie en el club por la cantera, y ha dado salida a una camada muy prometedora con Mount, James, Hudson-Odoi o Abraham.

Lampard, cariacontecido tras el 0-3 contra el Manchester City

| AFP

 Este verano llegó el punto de inflexión. El Chelsea estaba listo para una gran inversión, tras superar la sanción de la FIFA, pero la realidad es que la dirección del club y el entrenador discrepaban en decisiones clave. Según apuntan desde Inglaterra, el técnico no estaba satisfecho con el respaldo del club en ciertas peticiones.

Discrepancias con la directiva

Según The Athletic, hubo varios ejemplos. Para empezar, el técnico no pudo confeccionar todo el staff técnico que quería a su alrededor desde que llegó. Más tarde, exigió un sustituto para Kepa, mientras el club quería recuperar la confianza de la que fue en su día una inversión récord. En verano estaba preparado para dar salida al central Rüdiger, mientras la directiva veía en el alemán un jugador importante. Mientras, Lampard insistía con el fichaje de Declan Rice, del West Ham, mientras la directiva no quería gastar una gran cantidad en un jugador descartado por su propia academia años atrás, por el mensaje público que esto supondría. Ejemplifica las discrepancias en la forma en la que Lampard definió su relación con la directiva Marina Granovskaia, en una entrevista: “No es demasiado fantástica”.

 Todos estos detalles apuntaban hacia una dirección: al más mínimo atisbo de duda o malos resultados, Lampard estaría en el disparadero. Así ha ocurrido. Según la prensa inglesa, el malestar se transmitió en el vestuario, donde muchos jugadores echaban de menos instrucciones tácticas sobre cómo mejorar. Y los menos habituales denunciaban la inexistencia de comunicación de parte de Lampard con ellos.

 La realidad es que el Chelsea llevaba tiempo buscando un relevo. Habrían tanteado a Ralf Ragnick, extécnico del Leipzig, para ser técnico interino. El alemán lo rechazó. También sondearon a Julian Nagelsmann, pero finalmente el elegido ha sido Thomas Tuchel. En Stamford Bridge priorizaron la llegada de un entrenador germánico para reconectar con sus dos jóvenes estrellas, Werner y Havertz, y refrescar una plantilla que, desde hacía semanas, sabía que su futuro no pasaba por Lampard.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil